Síguenos

Toyota GR Yaris 2020

Escrito por: Víctor M. Fernández - 4 febrero 2020

Materiales ligeros para una carrocería específica de tres puertas

El Toyota GR Yaris cuenta con una plataforma única de construcción híbrida, en la que se ha empleado en la parte delantera una plataforma modificada del nuevo Toyota Yaris (denominada “TNGA-B”)* y en la parte trasera se recurre a una plataforma adaptada del Toyota Corolla (denominada “TNGA-C”)*, permitiendo así ensanchar de forma apreciable las vías, introducir un eje trasero con suspensión completamente independiente y adaptar el nuevo sistema de tracción total “GR-FOUR”.

El conjunto estructural de su carrocería de tres puertas (el resto de la nueva gama Yaris solo se ofrece con carrocería de cinco puertas) también es exclusivo del Toyota GR Yaris, que introduce una línea de techo rebajada 91 mm en altura (optimiza la aerodinámica y rebaja el centro de gravedad), refuerzos en la parte inferior (para garantizar el máximo rendimiento de la suspensión), nuevos elementos aerodinámicos (faldón delantero, taloneras laterales, alerón trasero y difusor posterior) y unas aletas ensanchadas 30 mm a cada lado (respecto al nuevo Toyota Yaris IV).

Con todo esto, las medidas exteriores del Toyota GR Yaris son de 3.995 mm de longitud, 1.805 mm de anchura y 1.460 mm de altura, lo que supone que ha crecido 5 cm de largo, 11 cm de ancho y es 2,6 cm más bajo respecto al anterior Toyota Yaris GRMN (3.945 x 1.695 x 1.486 mm).

Las cotas también han crecido significativamente en el nuevo GR Yaris, con una distancia entre ejes que alcanza los 2.558 mm (+ 4,8 cm) y unas vías ensanchadas hasta los 1.530 mm delante (+ 6,5 cm) y 1.560 mm detrás (+ 10,5 cm), comparado con el Yaris GRMN de la generación anterior (2.510 mm de batalla y vías con 1.465 y 1.455 mm respectivamente).

Para rebajar el peso, los ingenieros de Toyota han empleado el aluminio en la construcción del capó delantero, las puertas y el portón trasero, mientras que la tapa del techo es de fibra de carbono.

También se ha trabajado en optimizar la distribución de pesos y el motor ha sido reposicionado 21 mm más atrás que en cualquiera de las versiones de la nueva gama Yaris, además de colocar la batería en la parte posterior del Toyota GR Yaris.

El estilo “coupé” que persigue el rebajado techo queda acentuado con la ausencia de un marco superior en las puertas, dejando las ventanillas laterales al descubierto (solución típica de los modelos coupé).

Todos los trabajos realizados en aligeramiento han permitido reducir el peso de la carrocería 38 kilogramos respecto a un Yaris convencional, que permiten al Toyota GR Yaris marcar sobre la balanza un peso en vacío final de 1.280 kilogramos, lo que supone una favorable relación peso/potencia de 4,9 kg/CV.

Comparativamente, dicho valor es aún mejor en el Toyota GR Yaris que en algunos compactos deportivos todavía más potentes, como el Ford Focus ST 2.3 EcoBoost de 280 CV (5,12 kg/CV), el Hyundai i30 N Performance de 275 CV (5,19 kg/CV) o el Renault Mégene RS TCe de 280 CV (5,21 kg/CV), alcanzando el mismo nivel que muestran otros potentes compactos de tracción total como el Audi S3 Sportback quattro de 300 CV (4,96 kg/CV), el BMW M135i xDrive de 306 CV (4,98 kg/CV) o el Mercedes-AMG A 35 4MATIC de 306 CV (4,83 kg/CV).

NOTA (*): Las siglas de “TNGA” corresponden a la denominación de la nueva plataforma modular “Toyota New Global Arquitecture”.