Síguenos

Ferrari 488 Pista

Escrito por: Víctor M. Fernández - 26 marzo 2018

Soluciones aerodinámicas inspiradas en los Ferrari de competición

La carrocería del Ferrari 488 Pista recibe soluciones aerodinámicas que han sido evolucionadas en el túnel de viento y exprimen al máximo todo lo aprendido por la marca italiana en los circuitos de competición, incrementando en torno a un 20 % el apoyo aerodinámico respecto al Ferrari 488 GTB mientras que la resistencia aerodinámica tan solo ha subido un 2 %.

Además del prominente faldón delantero, completamente rediseñado, uno de los detalles diferenciadores en el frontal es la canalización “S-Duct” que presenta en el capó delantero, herencia directa de la Fórmula 1, mientras que los difusores generan fuertes entradas de aire que aportan un aumento de la carga vertical gracias a la pronunciada rampa diseñada para el Ferrari 488 Pista (inspirada en el Ferrari 488 GTE de carreras).

La parte frontal recibe también un nuevo posicionamiento de los radiadores del líquido refrigerante, que ha sido completamente invertida respecto a la solución adoptada en el Ferrari 488 GTB y recurre a la misma disposición empleada en el Ferrari 488 Challenge de carreras, mejorando así un 10 % su capacidad de refrigeración al mismo tiempo que reducen un 7 % la resistencia aerodinámica.

Los generadores de vórtice del fondo plano se han optimizado (con nueva longitud y perfil) para aportar un 20 % más de apoyo aerodinámico que en el 488 GTB y en la parte trasera cuenta con un evolucionado difusor con salida doble, una solución similar a la utilizada en el Ferrari 488 GTE (que incrementa la velocidad de extracción de aire y genera más carga aerodinámica).

Como ocurre en el Ferrari 488 GTB, el nuevo difusor trasero del Ferrari 488 Pista lleva integrado un dispositivo “DRS” (“Drag Reduction System”), con tres aletas activas que modifican su posición en función de la velocidad y los requerimientos de conducción puntuales.

Están controladas por la unidad electrónica, que se encarga de ajustar el equilibrio entre el incremento de la carga aerodinámica (“flaps” cerrados en curvas y frenadas) o la reducción de la resistencia aerodinámica (“flaps” abiertos 14º en línea recta y en las fases de aceleración).

Como ocurre en el Ferrari 488 GTB, el alerón trasero del Ferrari 488 Pista es “soplado” (solución patentada por Ferrari) y canaliza el flujo de aire desde la base de la luneta trasera hasta una salida específica practicada bajo el alerón (incrementando así el apoyo aerodinámico).

Dicho alerón trasero “soplado” tiene un diseño completamente nuevo en el Ferrari 488 Pista y es 30 mm más alto y 40 mm más largo, incrementando así hasta un 25 % el nivel de carga aerodinámica que aporta (comparado con el Ferrari 488 GTB).

En los laterales del paragolpes posterior se han practicado dos nuevas salidas de aire que evacuan el flujo de aire generado en los pasos de rueda traseros, optimizando un 3 % la capacidad de refrigeración de los “intercoolers” y permitiendo que el difusor trasero pueda trabajar con mayor eficacia (al tener un flujo de aire más limpio).

Pero las mejoras aerodinámicas no han estado enfocadas exclusivamente en aumentar el apoyo aerodinámico, sino que también se ha trabajado a fondo en optimizar la refrigeración mecánica (motor, transmisión y frenos) para soportar esfuerzos propios de un coche de carreras.

El nuevo posicionamiento de las tomas de aire de admisión, junto al alerón trasero del Ferrari 488 Pista, ha permitido mejorar la dinámica de fluidos y ha liberado el espacio en las tomas de aire laterales (donde están situadas las tomas de admisión en el Ferrari 488 GTB) para adoptar unos “intercoolers” de mayor tamaño. Ambas modificaciones han permitido rebajar 15º centígrados la temperatura del aire de admisión respecto al 488 GTB, mejora que ha resultado fundamental para obtener semejante incremento de potencia (50 CV más) en su evolucionado motor.

Para soportar el mayor esfuerzo térmico requerido por el potenciado motor del Ferrari 488 Pista (720 CV) hubiera sido necesario incrementar un 25 % el tamaño de ambos “intercoolers” (uno en cada lado), pero los ingenieros de Ferrari han sido capaces de obtener el mismo resultado con el incremento de tan solo un 7 % en el tamaño de los radiadores del aire de admisión, solución que aporta un menor peso y rebaja la resistencia aerodinámica que ofrecen unos enfriadores más grandes.

Curiosamente, los principales factores que han permitido optimizar de tal manera el incremento de tamaño de los “intercoolers” han sido fruto de las soluciones adoptadas en el diseño aerodinámico y la canalización del aire desde la parte delantera.

El nuevo posicionamiento de los radiadores del líquido refrigerante en la parte frontal (inclinados hacia atrás como en el Ferrari 488 Challenge) ha permitido canalizar el aire caliente hacía el asfalto (por delante de las ruedas delanteras), en lugar de estar canalizado hacia la entrada de refrigeración lateral de los “intercoolers”.

Todo esto ha hecho posible que el Ferrari 488 Pista genere una carga aerodinámica final que ronda los 390 kilogramos a 250 km/h (325 kg en el Ferrari 488 GTB), ofreciendo así una velocidad de paso por curva superior.