Síguenos

Mercedes-AMG A 45 / A 45 S 4MATIC+

Escrito por: Víctor M. Fernández - 28 agosto 2019

Cambio “AMG DCT-8G”, tracción total “4MATIC+” y modo “DRIFT”

El Mercedes-AMG A 45 / A 45 S 4MATIC+ recibe una renovada caja de cambios automatizada “AMG Speedshift DCT-8G” con doble embrague robotizado y 8 velocidades (7 marchas en el anterior AMG A 45).

La preselección de las marchas impares y pares que permite el doble embrague hace posible el cambio de velocidades en escasos milisegundos, mientras que el cerrado escalonamiento de las marchas se ha configurado para obtener la mejor respuesta en todo momento y aprovechar la eficacia de su dispositivo de arrancada “Race Start” (un “control de salida” que permite realizar arrancadas desde parado con la máxima eficacia).

Como en la generación anterior, el cambio automatizado de los nuevos AMG A 45 / A 45 S cuenta con tres programas de funcionamiento (“Controlled Efficiency”, “Sport” y “Manual”), interrupción parcial del encendido al acoplar una marcha superior (como en los coches de competición con cambio secuencial) y función de “golpe de gas” en las reducciones de marcha (simulando el “punta-tacón”).

Los modos de conducción seleccionables mediante el “AMG Dynamic Select” también afectan a las leyes de funcionamiento del cambio automático, mientras que las levas situadas detrás del volante permiten al conductor la selección manual secuencial de las marchas (con independencia del programa de conducción activado).

El sistema de tracción total “AMG Performance 4MATIC+” de los renovados Mercedes-AMG A 45 / A 45 S también ha sido evolucionado, con la introducción de un nuevo diferencial trasero con control de par variable “AMG Torque Control”.

Como en la generación anterior, el sistema “4MATIC+” cuenta con un embrague multidisco con gestión electrónica integrado en el eje trasero, que se encarga de transmitir par a las ruedas traseras cuando es necesario. De esta forma, en condiciones normales es la tracción delantera la que se encarga de mover el coche (reduciendo así el freno por rozamiento de la transmisión para reducir el consumo), aunque solo necesita unos milisegundos para ofrecer capacidad de propulsión en las ruedas traseras, cuando los sensores detectan el mínimo indicio de patinamiento en las ruedas delanteras.

La sensación percibida al volante es la de conducir un coche con tracción permanente a las cuatro ruedas, en donde el deslizamiento de los neumáticos tan solo es apreciable sobre superficies deslizantes. Dicho sistema de funcionamiento electromecánico ofrece la ventaja de aportar un reparto de tracción variable entre las ruedas delanteras y traseras en función de las necesidades puntuales, llegando a ofrecer una distribución equilibrada al 50 por ciento en cada eje o también un reparto superior de par en el eje delantero o trasero en caso necesario.

La verdadera novedad del sistema “4MATIC+” la pone el nuevo control de par variable “AMG Torque Control” que lleva el diferencial trasero, que mediante dos embragues de discos con gestión electrónica, unidos a los palieres del eje posterior, distribuye el reparto de par entre las ruedas traseras de manera activa, en función de la adherencia, los requerimientos puntuales del conductor y el modo de conducción seleccionado.

Así pues, la centralita electrónica controla el reparto de par variable entre ambos ejes (delantero y trasero) y también entre las ruedas traseras (derecha e izquierda), optimizando la capacidad de tracción y también las reacciones del coche para agilizar su conducción en curvas lentas (acentuando el efecto de guiñada) o estabilizar la marcha en curvas rápidas.

Además, los nuevos Mercedes-AMG A 45 / A 45 S estrenan un nuevo modo “DRIFT“, que aprovecha el reparto variable entre ambos ejes de la tracción total “4MATIC+” y el control de par variable en el diferencial trasero (“AMG Torque Control”) para priorizar el deslizamiento de las ruedas traseras y facilitar el derrapaje del eje posterior.

Este modo de derrapada tan solo permite ampliar la experiencia de conducción deportiva para quienes lo seleccionen específicamente pero no incrementa la eficacia del vehículo e incide directamente sobre su estabilidad. De hecho, el procedimiento para activar el modo “DRIFT” requiere de una operación que precisa varios pasos, evitando así su selección accidental (programa de cambio en selección manual, seleccionar el modo “RACE”, desactivar el control de estabilidad “ESP” y activar el modo “DRIFT” con la leva derecha de cambio).

El modo “DRIFT” se incluye de serie en las versiones AMG A 45 S y se ofrece también en las versiones AMG A 45, dentro del paquete opcional “AMG Dynamic Plus”.

El reparto variable de par de todo el dispositivo “4MATIC+” se realiza mediante un sistema electromecánico con gestión electrónica, que tiene en cuenta la velocidad de marcha, la aceleración transversal y longitudinal, el ángulo de giro de las ruedas delanteras, la posición del acelerador, la marcha engranada, el programa de conducción seleccionado y la diferencia de velocidad de giro entre las cuatro ruedas.

En comparación con un sistema electrohidráulico, la regulación electromecánica que lleva el Mercedes-AMG A 45 / A 45 S 4MATIC+ optimiza el dinamismo del vehículo, con un funcionamiento más rápido y preciso de todo el sistema de tracción a las cuatro ruedas.