Síguenos

La vida es un regalo. María De Villota in memoriam

Un relato de El Abuelete del M3 - 11 octubre 2013

Por tu libro, que leeremos todos los que compartimos esta pasión por la velocidad y por la vida que es el automovilismo, sabremos que, “el regalo”, nos lo has hecho tú, aunque no hayas podido quedarte a disfrutarlo con nosotros.

Tras tu accidente en Inglaterra, en aquella mañana de Julio 2012, en Autolimite.com escribíamos lo siguiente:

“Tú estabas haciendo lo que más deseabas en tu vocación de relámpago, estabas poniendo la fiera a punto y un imprevisto te ha herido, como un zarpazo de mala suerte.

El mundo del deporte está salpicado de casos como el tuyo, os ha tocado la cara B, posiblemente tendrás que renunciar a algunas cosas, pero tienes la Vida, lo más importante, y ese es ahora el principal triunfo.”

Parecía que la batalla estaba ganada y hemos tenido tu sonrisa y tu alegría de vivir casi año y medio desde entonces. Lo que jamás podíamos pensar era que la fiera permaneciera agazapada, al acecho y que pudiera descargar ese último zarpazo mortal de madrugada, mientras dormías.

Conducías… pilotabas… “le dabas caña a Lobato”… y la FIA te había puesto en un lugar desde el que podías continuar ayudando y compartiendo experiencias con esos privilegiados pilotos de Fórmula 1 con los que tan buena sintonía tenías. Todo parecía estar en su sitio.

Nos cuesta aceptar tu marcha como una muerte natural pues, lo natural de la muerte, es que los más viejos nos vayamos antes que los más jóvenes. Dios ha vuelto a escribir con renglones tan torcidos que resultan difíciles de comprender.

Conocemos el temple de “los Villota” y eso explica la valentía de saber agradecer como un regalo ese último año y medio en el que te hemos visto sonreír, vivir intensamente y convertirte en feliz esposa, además de dejarnos el regalo de ese libro.

Ya no estarás cuando tu escrito, mensaje de vida y esperanza, llegue a nuestras manos. No importa, con toda seguridad, será una bella lección que no necesita dedicatoria.

En ese cielo donde estés, gracias por todo María.

  • 10 comentarios

    • Carlos dijo:

      Ufffff preciosa despedida como merece toda una campeona!!! Grande Maria al igual q tu familia con sangre con olor a gasolina, quienes hemos tenido la suerte de trabajar o rodar a vuestro lado sabemos la gran calidad humana que desprendeis…Animo en este momento tan duro.

      A partir de hoy Maria nos iluminará desde el cielo con su eterna sonrisa.

      Feliz viaje Maria!!!

    • Cantudo dijo:

      Me han conmovido las palabras del “Abuelete” y también el comentario que ha compartido “Carlos”. Es impresionante la cantidad de muestras de cariño y afecto que se pueden leer en todos los medios y en las redes sociales. Es una gran pérdida. La echaremos mucho de menos!

    • Castaño dijo:

      Siempre se van los mejores.Es una perdida terrible para sus padres y hermana,los ha dejado huerfanos de por vida.Confieso que ayer me quede impactada.Despues como si un hilo de voz de no se donde.Ni quien.Decia.Aquel camion porque estaba alli..Porque si tenia migrañas no le hicieron un TAC.Ahora mi estimad Maria solo nos queda recordarte siempre con una sonrisa y feliz como nos transmitias..Pero no quiero ni imaginarme el dolor de por vida en tu familia.Porque una madre.Jamas esta preparada para enterrar a su hijo.Son muchas cosas las que no se comprenden…Maria tu no tuviste el accidente…Fue el camion que estaba,donde no debia haber estado….Nunca…Y si La Vida es Un Regalo.HOY..Ahora nos quedara siempre tu.Señorial saber estar.EM PAZ DESCANSES..E.P.D.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Carmen, en tu sentido y maravilloso comentario veo tu inquietud por la presencia del camión en el lugar del accidente. No hubo ninguna negligencia, el camión estaba allí como parte del ejercicio que se estaba realizando. Era una prueba en la pista de un aeropuerto sin tráfico aéreo donde se realizan este tipo de prácticas porque no está permitido, por reglamento efectuarlas en un circuito con todas las medidas de seguridad, que sería lo deseable. Como en todos los accidentes fatales, hay mucho de mala suerte y concurren elementos que se combinan para dar ese resultado. María se ha ido, hizo en su vida lo que quería hacer y alcanzó uno de sus mejores sueños, desgraciadamente el sueño se convirtió en pesadilla. Murió mientras dormía, pensemos que inició el viaje plácidamente.

        • Castaño dijo:

          Gracias por responder.
          Muy amable como siempre.
          Un placer Abuelete

    • Lourdes-Raikimi dijo:

      Precioso, Abuelete, me has dejado un nudo en la garganta. Me gustará mucho leer ese escrito de María, sin duda dará muchas claves sobre su fortaleza y animosidad, y además, para las personas anónimas que no la conocimos en persona será la forma de rendirle nuestro particular homenaje.

    • El Abuelete del M3 dijo:

      Hola Lourdes-Raikimi, con toda seguridad será una bella lección de vida, lástima que a ella se le ha mostrado cicatera y se ha ido sin poder disfrutarla. Un abrazo
      Tu Kimi, genial y temible como siempre, pese a las dificultades. Creo que esta tarde ya estará publicada la reseña del GP de Japón que, en honor a María llevará el título “CARRERA DE ESTRELLAS”

    • Gzk dijo:

      D.E.P. Pilota de sonrisa enorme. Luchadora tierna, aguerrida en el volante y en la vida, generosa en el esfuerzo y en la alegria, corajuda para plantarle cara a la tragedia de saber que su sueño se convirtió en amarga pesadilla.
      Mis mejores deseos alla donde estes. Tu legado permanecerá y ayudará a muchos.
      Tu estrella brilla para siempre.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Gzk, efectivamente y una parte importante de su legado, llega mañana a las librerías , ya lo tengo reservado. Será, sin duda “un regalo de vida”

    • Manolo dijo:

      Su ejemplo de superación permanecerá por siempre en mi recuerdo.
      No perdió la sonrisa después del accidente incluso diría que era más llamativa.
      Su ojo tapado a lo pirata combinando siempre el color con su ropa atraía a cualquiera. No sé como explicarlo; su cara era el espejo de su alma, de su espíritu, de su bondad, de su constante superación.
      Buscaré su libro que seguro batirá records de venta.
      Allá en el cielo correrá entre las estrellas donde no encontrará ningún camión.
      DESCANSA EN PAZ, MARÍA.

    Déjenos su comentario

    Su Email nunca sera revelado. Datos requeridos *