Síguenos

Zona límite » Pequeña gran historia de la F1

Niki Lauda vs James Hunt. I parte

Un relato de El Abuelete del M3 - 17 septiembre 2013

Desde el año 1964, en el que la escudería Ferrari había conquistado el doble título de  pilotos (con John Surtees a los mandos del Ferrari 158) y constructores, los laureles se habían alejado de la marca del “cavallino”, que aquel año habría de competir en las dos últimas pruebas de la temporada sin poder lucir el color “Rosso Corsa” característico.

Una agria disputa con las autoridades italianas, que se negaron a homologar el motor central en los bólidos de Maranello, impulsó a la marca a montar sus unidades de carreras en Estados Unidos y a vestirlas con los colores blanco y azul del equipo norteamericano NART.

Después vendrían 10 años de titubeos en los cuales Ferrari no consiguió remachar ningún título. El panorama de la Fórmula 1 sería dominado plenamente por los equipos de raíz británica.

Ya en la temporada de 1974, Ferrari se metía en la lucha por el campeonato con Clay Regazzoni, piloto suizo muy querido por el “Commendatore”, que perdía sus opciones en la última carrera de la temporada, el Gran Premio de EEUU disputado en Watkins Glen.

Pero es en 1975 cuando el sueño se iba a convertir en realidad. Con el consentimiento de Regazzoni, el viejo Enzo había contratado el año anterior al joven Niki Lauda y el rápido piloto austriaco obtenía la victoria en cinco Grandes Premios (Mónaco, Bélgica, Suecia, Francia y Estados Unidos) y su primer título de Campeón del Mundo a los mandos del Ferrari 312 T. Regazzoni se adjudicaba también la victoria en el GP de Italia y Ferrari el título de constructores.

Pero, aquel año, podríamos considerarlo también como el inicio de la rivalidad entre dos de los pilotos más destacados en la historia de la Fórmula 1. Por un lado, el victorioso Niki Lauda y, por otro lado, James Hunt, un valor emergente que ya había saboreado las mieles de la victoria con un equipo modesto (Hesketh Racing).

Niki Lauda, aparentemente frío, calculador, matemático… contra James Hunt, desenfadado, siempre con una bella mujer de su brazo y con un cigarrillo en la mano.

Ellos dos protagonizarían durante la temporada de 1976 un duelo apasionante, en el que las circunstancias de uno y otro piloto jugarían un papel nivelador.

Esas circunstancias permitirán que Hunt, “the Shunt”, se proclame campeón ese año, interrumpiendo lo que pareció en su momento el inicio de una racha imparable de victorias de la “Scuderia Ferrari”, que la temporada anterior había dominado el campeonato con Niki Lauda. El piloto británico demostraba que no hay rival pequeño cuando este dispone de un arma eficaz, como lo fue su McLaren M23.

Una mezcla de coraje, frialdad y locura, administradas inteligentemente, son una constante en la vida de Niki Lauda, hijo de un rico banquero que no tuvo ninguna intención de continuar el negocio paterno, aunque sí un sólido soporte financiero que le ayudaría mucho a poder centrarse en sus otras pasiones.

Lauda parecía haber cumplido su sueño al subirse a un March-Ford 721 en la temporada de 1972, pero un año horrible, lleno de roturas y abandonos le hacía comprender que hacía falta poner algo más sobre la mesa.

En 1973, pilotando un BRM P160, el joven austríaco nos iba a regalar grandes emociones. Niki no le teme a nada y a veces roza el borde de la insensatez. En el GP de Bélgica (Zolder) se clasifica 5º y suma sus primeros puntos en Fórmula 1, mientras que en Canadá (Mosport Park) se mantiene en primera posición durante 19 vueltas de locura sobre agua.

Su llegada a la Scuderia Ferrari en 1974 es el verdadero sueño convertido en realidad, aunque en la prensa italiana se desencadena una gran tormenta mediática porque “un cualquiera” le quitaba el asiento al piloto italiano Arturo Merzzario.

Según comentó el propio Niki Lauda tras su fichaje, “Ferrari es otra cosa, se corre con todas las miradas puestas en uno y se corre para ganar”. Poco después, Lauda demostraría que la elección de Enzo Ferrari había sido la más acertada.



Nota: Los precios reflejados en esta información corresponden a la fecha de publicación.

  • 5 comentarios

    • El Abuelete del M3 dijo:

      ¡¡Bueno, chicos!! Un amigo de Facebook que ha estado en el pre-estreno de RUSH me ha comentado que es una muy buena película, yo estoy deseando que llegue mañana para ir a verla y comentarla con vosotros.

    • Edu Aguirre dijo:

      Grandes articulos, abuelete…. Para los que los hemos vivido, nostalgia, muchos y buenos recuerdos…. y refrescar la memoria, que siempre viene bien. Pero, entiendo que las nuevas generaciones tienen que estar encantadas con tus “clases”.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Edu, para mí es un sueño poder hacer lo que me gusta desde Autolimite y dedicarle el tiempo que antes no tuve para ello. Si a alguno de los “viejos” os gusta y a alguno de los jóvenes le sirve para descubrir que hubo Fórmula 1 mucho antes de Alonso, misión cumplida…

    • CarlosY dijo:

      Chapeau, Abuelete. Un placer leerte.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Gracias Carlos Y, va por vosotros.

    Déjenos su comentario

    Su Email nunca sera revelado. Datos requeridos *