Síguenos

Hamilton se revuelve con victoria. GP de Estiria 2020

Un relato de El Abuelete del M3 - 14 julio 2020

En esta temporada 2020 en donde todo está siendo tan diferente, incluso tan extraño, con un calendario final (aún por concretar) con menos pruebas de las previstas, cada victoria va a resultar de especial importancia, pues cada punto sumado resultará primordial para obtener un título que se va a disputar casi al “sprint” en cada carrera.

Los fallos de los pilotos, los errores de los equipos, serán letales en la consecución de sus objetivos, apartándoles de la lucha por el título de un par de “zarpazos”.

De momento, los que mejor han vuelto ha realizar “los deberes” han sido los integrantes del equipo Mercedes-AMG F1 (celebrando el GP número 200 desde su vuelta a la F1 en 2010), que con una nueva victoria en el circuito Red Bull Ring de Spielberg (Austria) han vuelto a sumar el mayor número de puntos sobre el mismo trazado en el que se disputo, hace solo una semana, el GP de Austria 2020.

El escenario ha sido el mismo, pero los acontecimientos han resultado muy diferentes, con victoria de Lewis Hamilton (Mercedes) en una carrera que ha configurado una clasificación final completamente distinta y que ha estrenado denominación (GP de Estiria, en referencia a la región austriaca donde está situado el circuito Red Bull Ring).

El primer acontecimiento completamente diferente llegaba ya el día de los entrenamientos clasificatorios, cuando una imponente tromba de agua llevaba a Michael Masi (Director de carrera) a suspender la tercera sesión de entrenamientos libres y dejaba en suspense la celebración de los entrenos clasificatorios.

Finalmente, con 45 minutos de retraso, se encendía el semáforo verde que daba acceso a los monoplazas a una pista completamente mojada, algo que no debería resultar tan extraño en una Fórmula 1 cuya historia nos reservó anteriormente muchas jornadas de entrenamientos y carreras bajo el aguacero.

Si Freyr (Dios de la lluvia) se aliaba con Thor (Dios del trueno) para imponer respeto entre todos los pilotos, sería Hamilton (Dios de la “Flecha Negra”) quien emularía la fuerza del dios escandinavo para golpear con furia su martillo y marcar una “pole position” incontestable, a nada menos que 1,2 segundos de Max Verstappen (Red Bull).

 

 

 

 

 

Carlos Sainz Jr (McLaren) realizaba una brillante vuelta que le situaría en la tercera posición de parrilla (su mejor clasificación en Fórmula 1 hasta la fecha), relegando a Valtteri Bottas (Mercedes) al cuarto puesto de salida.

Esteban Ocon (Renault), Alexander Albon (Red Bull), Pierre Gasly (AlphaTauri), Daniel Ricciardo (Renault), Lando Norris (penalizado tres posiciones por adelantar con bandera amarilla en “FP1”) y Sebastian Vettel (Ferrari) completaban las diez primeras posiciones de la parrilla, con Charles Leclerc (Ferrari) obteniendo la décimo primera plaza en clasificación, aunque saliera posteriormente desde la P14 en parrilla (penalizado tres posiciones por entorpecer la vuelta de Daniil Kvyat en “Q2”).

La debacle que vive la Scuderia italiana no puede resultar más evidente, con un nivel de competitividad decepcionante que incrementa la tensión de sus pilotos cada vez que salen a pista, careciendo de velocidad a pesar de recibir un paquete de mejoras respecto a la semana anterior.

Todo cambiaría para la carrera del domingo, en donde el sol y la buena temperatura hacían presagiar un claro dominio de Lewis Hamilton (Mercedes) y la estrategia a una sola parada de todos los pilotos, la táctica que se había mostrado ganadora la semana anterior.

El piloto británico disparaba su “Flecha Negra” desde el instante de la salida, rasgando el éter alpino durante 71 giros hasta clavarla en la diana de la victoria. Nadie fue capaz de aplacar la superioridad de Hamilton (Mercedes) sobre el asfalto del Red Bull Ring, ni siquiera una sola vez.

 

 

 

 

 

Carlos Sainz Jr (McLaren) se atrevía con Max Verstappen (Red Bull) en el momento de la arrancada, emparejando su monoplaza naranja con el “Toro Rojo” del piloto holandés.

A punto estuvo de superarle en la primera curva, pero Verstappen supo apurar los límites de la pista para llevar al madrileño hasta la escapatoria y mantener así su segunda posición, en un lance en el que Sainz Jr prefirió no provocar el desastre.

No ocurría lo mismo por detrás, donde el “Cavallino” de Charles Leclerc (Ferrari), potro joven y enfurecido, se desbocaba en la curva 3 (“Remus”), tratando de superar por un lugar imposible al otro “Cavallino” de Sebastian Vettel (Ferrari), caballo viejo y bregado que seguía su trayectoria y asestaba una “coz” implacable contra el atrevido compañero.

La colisión de ambos Ferrari provocaba importantes daños en los dos monoplazas, Vettel con el alerón trasero destrozado y Leclerc con todo el fondo plano roto, abandonando ambos la carrera con el regusto amargo de una nueva derrota.

“Solo puedo pedir disculpas… aprenderé de ello”, afirmaba Leclerc tras la retirada, humilde, asumiendo el durísimo contratiempo que provocaba su error a la Scuderia Ferrari, en la misma curva en la que Vettel cometió idéntico error la semana anterior.

Mientras tanto, en la pista reinaba una calma tensa. No la llamemos aburrimiento, porque los pilotos nos deleitaban con algún que otro adelantamiento, aunque nada de lo que ocurría se parecía a lo acontecido tan solo una semana antes en el GP de Austria 2020, donde revivimos un auténtico festival de la Fórmula 1.

 

 

 

 

 

De nada servía el intento de “undercut” de Max Verstappen (Red Bull) en la vuelta 24, cambiando los neumáticos de compuesto “blando” por los “intermedios” en un abrir y cerrar de ojos (todos los “pit stops”).

En el “box” de Mercedes ni se inmutaron, continuaron a lo suyo, que en esta ocasión era garantizar el doblete, para que todo siguiera igual unas vueltas más.

Peor suerte corría Carlos Sainz Jr (McLaren) en su paso por “pit lane”, con una rueda trasera “remolona” que le costaba un buen puñado de segundos en la parada. No obstante el piloto español había tenido poco que hacer frente a la mayor velocidad de Valtteri Bottas (Mercedes) y Alexander Albon (Red Bull), que le desplazaron en pocas vueltas de esa tercera plaza que había conquistado bajo la lluvia del día anterior.

De nuevo en pista y retrasado, Carlos Sainz Jr (McLaren) “jugaba a los adelantamientos” con un rapidísimo Sergio Pérez (Racing Point), solo unos giros antes de que Valtteri Bottas (Mercedes) le arrebatara la segunda posición a Max Verstappen (Red Bull).

Verstappen conseguía defenderse en el primer envite, pero una vuelta después era incapaz de impedir lo inevitable. Bottas aprovechaba el mejor agarre de sus neumáticos (10 vueltas más frescos que los de Verstappen) y la mayor velocidad que le otorgaba el “DRS” para acabar “pasando por encima” a su joven rival en la vuelta 67.

Lewis Hamilton (Mercedes), Valtteri Bottas (Mercedes) y Max Verstappen (Red Bull) continuaban así, inalterables, hacia la bandera de cuadros, aunque serían otros los encargados de reservarnos, aún, unas vueltas finales de infarto, diría que las más emocionantes de la carrera.

 

 

 

 

 

Sergio Pérez (Racing Point) se tocaba con Alexander Albon (Red Bull) intentándole arrebatar la cuarta posición, lance en el que dañaba su alerón delantero y le hacía perder mucho tiempo en la pista.

Esto hacía que le alcanzaran en la última vuelta, en la última curva, Daniel Ricciardo (Renault), Lance Stroll (Racing Point) y Lando Norris (McLaren), que venían ya protagonizando una frenética lucha a tres por la sexta posición.

“In extremis”, Norris (McLaren) conseguía cruzar la bandera de cuadros en la quinta posición, por delante de Pérez (Racing Point), Stroll (Racing Point) y Ricciardo (Renault), todos ellos en un pañuelo, separados por apenas unas décimas de segundo.

Sin nada que ganar por delante y con margen suficiente por detrás, Carlos Sainz Jr (vuelta 66) y Max Verstappen (vuelta 68) habían optado por hacer una segunda parada en “pit lane” para montar neumáticos blandos que les permitiera marcar la vuelta rápida en carrera, siendo el piloto español (McLaren) quien se llevaba el punto adicional que otorga semejante logro.

Así concluía un GP de Estiria 2020 que poco o nada ha tenido que ver con el GP de Austria 2020 disputado en el mismo circuito una semana antes, con un nuevo podio con mascarilla que estrenaba nuevos “androides” de todo a cien para hacer la entrega de trofeos más aséptica realizada hasta la fecha.

Para Lewis Hamilton (Mercedes) ha supuesto su victoria número 85, cada día más cerca de igualar las 91 victorias de Michael Schumacher, ese mito alemán que puso el listón tan alto, mientras que Valtteri Bottas (Mercedes) mantiene su liderato en la clasificación provisional de pilotos, con seis puntos de ventaja que este año pueden tener especial importancia y valer un título.

CLASIFICACIÓN FINAL GP DE ESTIRIA 2020

1º Lewis Hamilton (Mercedes), 71 vueltas en 1 h 22 m 50,6 s

2º Valtteri Bottas (Mercedes), a 13,7 s

3º Max Verstappen (Red Bull-Honda), a 33,6 s

4º Alexander Albon (Red Bull-Honda), a 44,4 s

5º Lando Norris (McLaren-Renault), a 1 m 01,4 s

6º Sergio Pérez (Racing Point-Mercedes), a 1 m 02,3 s

7º Lance Stroll (Racing Point-Mercedes), a 1 m 02,4 s

8º Daniel Ricciardo (Renault), a 1 m 02,5 s

9º Carlos Sainz Jr (McLaren-Renault), a 1 vuelta

10º Daniil Kvyat (AlphaTauri-Honda), a 1 vuelta

Pole Position: Lewis Hamilton (Mercedes), en 1 m 19,273 s

Vuelta rápida en carrera: Carlos Sainz Jr (McLaren-Renault), vuelta 68 en 1 m 05,619 s

NOTA: La clasificación de los dos monoplazas de Racing Point-Mercedes es provisional y está sujeta al resultado final de la reclamación técnica realizada contra ellos por el equipo Renault.

  • 2 comentarios

    • Carlos dijo:

      Buenas tardes Victor, como siempre un placer leer tus historias, casí que podrías pegar el post de la temporada pasada ya que no creo que en este año haya demasiadas variantes en el podium. HAMILTON volverá a pasearse y Botas se pegará con los red bull y algún Ferrari cuando les de por hacerlo bien.
      Un saludo Abuelete

      • El Abuelete del ///M3 dijo:

        Hola Carlos, otro placer inmenso saber de tí en este espacio…tienes mucha razón en que el resultado de la temporada pueda ser un calco de la pasada, si todo fuera como era el año pasado, pero son muchos los interrogantes que se abren de Mercedes para abajo y con la nueva estructura del calendario todo es posible, como digo, de Mercedes abajo. Sea como sea, aquí me tienes para intentar contarlo. Un abrazo muy fuerte.