Síguenos

Aburrido retorno a Paul Ricard. GP de Francia 2018

Un relato de El Abuelete del M3 - 26 junio 2018

Diez años después, Francia volvía a ser escenario de un GP de Fórmula 1 (el último se había realizado en 2008 en el circuito de Magny Cours) e introducía la novedad de disputarse en un circuito Paul Ricard que nada tiene que ver con aquel en el que se celebró por última vez el GP de Francia de 1990 (que ganó Alain Prost con el Ferrari 641).

El nuevo trazado de Le Castellet ha sido absolutamente remodelado y presenta una llamativa estética basada en franjas longitudinales de vistosos colores que en una gran parte de su trazado pudiera transportar al espectador a una gigantesca pista de scalextric donde satisfacer cualquier pasión por la velocidad.

Los organizadores no han escatimado en medios para que brillara el evento y el retorno del GP de Francia hacía presagiar un bonito espectáculo que apenas ha quedado diluido en la primera vuelta.

 

 

 

 

 

Los únicos momentos de emoción se producían en las primeras curvas, donde una espectacular estampida de bólidos marcaba el devenir de la carrera, buscando unos y otros la salida al estropicio con los menores daños posibles.

Sebastian Vettel (Ferrari) rompía su alerón delantero al golpear por detrás a Valtteri Bottas (Mercedes), mientras Pierre Gasly (Toro Rosso) se llevaba por delante a Esteban Ocon (Force India), quedando ambos fuera de pista con un importante desparrame de piezas que obligaba al “Safety Car” a entrar en acción.

Una carrera que comenzaba con el pulso tan alterado no debiera haberse convertido después en uno de los paseos más plácidos de cuantos ha protagonizado su implacable vencedor, Lewis Hamilton (Mercedes), ayudado por la incuestionable superioridad del evolucionado motor Mercedes que el equipo alemán traía para la ocasión.

Porque las sesiones libres y la “Qualy” ya habían mostrado claramente que el piloto británico, en su “Flecha de plata”, no iba a dar ninguna opción a sus rivales más directos y muy en particular a Sebastian Vettel (Ferrari), al que iba a presentar batalla para arrebatarle el liderazgo provisional del campeonato en esta su octava prueba.

 

 

 

 

 

Para ganarse la zona más limpia en la parrilla de salida había marcado una incontestable “pole position” (1 m 30,029 s) que le colocaba 0,118 s por delante de Valtteri Bottas (Mercedes) y a 0,371 s de Sebastian Vettel (Ferrari).

Por detrás se iban a situar los dos Red Bull de Max Verstappen y Daniel Ricciardo (anunciando ya que las próximas temporadas montarán las unidades de potencia de Honda), el Ferrari de Kimi Räikkönen y el Renault de un fantástico Carlos Sainz Jr, cerrando las diez primeras posiciones de parrilla un no menos sorprendente Charles Leclerc (Sauber) y los dos Haas de Kevin Magnussen y Romain Grosjean (que en la “Q3” se golpeaba contra las protecciones).

Hundidos en las profundidades de la parrilla deberíamos encontrar los dos McLaren de Fernando Alonso (16º) y Stoffel Vandoorne (18º), por delante únicamente de los desaparecidos Williams de Sergey Sirotkin y Lance Stroll.

Qué podría pensar en los momentos previos a la salida el mismo Fernando Alonso que una semana antes había tocado el cielo francés con su triunfo en las 24 Horas de Le Mans 2018, hundido ahora en el remolino que anuncia el posible naufragio de una marca que muchos años antes ya escribiera páginas excitantes de emoción en el mismo escenario de Paul Ricard – Le Castellet.

 

 

 

 

 

Mientras el “Safety Car” pastorea el reducido rebaño, tras los abandonos de Ocon (Force India) y Gasly (Toro Rosso), en el box de Sebastian Vettel sustituyen el alerón delantero de su Ferrari y le calzan el compuesto “blando” con el que calculan podrán llegar a la meta sin otras paradas, intentando neutralizar la ventaja de sus rivales tras el alocado episodio de la salida.

En el garaje de McLaren copiaban la estrategia para Fernando Alonso y lo hacían también en el Mercedes de Valtteri Bottas (que entraba con una rueda trasera pinchada tras el encontronazo con Vettel) y en los dos Williams de Stroll y Sirotkin.

La retirada del “SC” volvía a liberar todas las furias, aunque encabezadas por un Lewis Hamilton (Mercedes) que administraba durante todas las vueltas velocidad y potencia para que nada se interpusiera entre su bólido y la victoria.

Por detrás se iban sucediendo entretenidas disputas protagonizadas por un Sebastian Vettel (Ferrari) en progresión hacia las puertas del podio, hasta que sus neumáticos comenzaban a perder agarre y le obligaban a realizar una segunda parada que se convertiría ya en un muro insalvable para su ambición (todos los “pit stops”).

 

 

 

 

 

También resultaba estimulante la lucha de Carlos Sainz Jr (Renault) por mantenerse en la sexta posición, algo a lo que hubo de renunciar cuando su unidad de potencia le negó 160 CV a escasas vueltas del final, consiguiendo pisar la meta por delante de su compañero, Nico Hülkenberg (Renault), gracias al “Safety Car Virtual” provocado por el espectacular reventón de un neumático del Williams de Lance Stroll en el penúltimo giro.

Deprimente espectáculo resultaba también ver “arrastrarse” con la suspensión trasera izquierda dañada al McLaren de Fernando Alonso, entrando al “pit” antes de tiempo, con dos vueltas perdidas y quizás reviviendo en su interior sensaciones frustrantes vividas anteriormente.

Como ocurrió ya en Maranello, alguien en Woking culpa al túnel de viento de mentir en sus datos, el mismo túnel de viento de Toyota que ahora utilizan en McLaren, el mismo al que atribuir errores que quizá haya que empezar a resolver a “punta de bayoneta”. Lo hicieron en Ferrari y parece que funciona.

CLASIFICACIÓN FINAL GP DE FRANCIA 2018

1º Lewis Hamilton (Mercedes), 53 vueltas en 1 h 30 m 11,3 s

2º Max Verstappen (Red Bull-TAG Heuer Renault), a 7,1 s

3º Kimi Räikkönen (Ferrari), a 25,9 s

4º Daniel Ricciardo (Red Bull-TAG Heuer Renault), a 34,7 s

5º Sebastian Vettel (Ferrari), a 1 m 01,9 s

6º Kevin Magnussen (Haas-Ferrari), a 1 m 19,3 s

7º Valtteri Bottas (Mercedes), a 1 m 20,6 s

8º Carlos Sainz Jr (Renault), a 1 m 27,2 s

9º Nico Hülkenberg (Renault), a 1 m 31,9 s

10º Charles Leclerc (Sauber-Ferrari), a 1 m 33,8 s

Déjenos su comentario

Su Email nunca sera revelado. Datos requeridos *