Síguenos

Rosberg vence en territorio Red Bull. GP Austria 2014

Un relato de El Abuelete del M3 - 23 junio 2014

01_Nico-Rosberg_GP-Austria-2014Una década después, la Fórmula 1 ha vuelto a disputar una carrera en el circuito austriaco situado en Spielberg, conocido antaño como circuito de Zeltweg o también Österreichring y ahora llamado “Red Bull Ring” tras la compra de la compañía de las burbujas energéticas en 2009.

En los minutos previos al GP de Austria 2014 se ha podido ver a Dieter Mateschitz, creador de este que podríamos llamar “el Reino Red Bull”, tomando en sus manos un apetitoso perrito caliente, vestido “casual wear” y acompañado de personas próximas, algún niño incluido.

Es conmovedor observar gestos tan sencillos en personajes tan grandes. En las vitrinas de su marca, hay cuatro campeonatos del mundo de Fórmula 1 consecutivos, saltos estratosféricos, acrobacias inverosímiles e innumerables desafíos “extrem” en los lugares más insólitos del planeta, siempre con la marca Red Bull, todos nacidos con el ADN del triunfo.

Todo parecía preparado para tratar de coronar un triunfo “en casa”, que fuera continuación del conseguido por sus escuderos dos semanas antes en Montreal. Y aunque la discreta clasificación del sábado no mostraba el mejor indicio, todo se podía intentar con Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo pilotando los RB10.

El mundo a los pies de Red Bull, por el espíritu pionero de un hombre sencillo, con un perrito caliente en sus manos, que aún no podía saber en ese momento que, en la fiesta mayor de su reino, serían otros quienes se llevarían los trofeos y se zamparan la merienda.

02_Red-Bull-Ring_GP-Austria-2014 03_Salida-GP-Austria-2014 04_Salida-GP-Austria-2014

 

 

 

 

 

También resultaba conmovedor observar el afilado rostro de Sir Frank Williams, en su silla permanente, frente al monitor de televisión, ojos pequeños, pero encendidos como tizones, por la fiebre del posible triunfo de los dos Williams FW36 con los que, un renacido Felipe Massa y el joven Valtteri Bottas, encabezaban la parrilla de salida.

Ha llegado ya el momento de los temores y los sueños. ¡¡Arranca el GP de Austria 2014!!

Los Williams, como dos afilados estiletes blancos, se defendían bien de los flechazos con los que Nico Rosberg (Mercedes) trataba de ensartarles desde los primeros metros. En muy pocas vueltas llegaba lanzado el otro arquero de las “Flechas de Plata”, Lewis Hamilton (Mercedes), que superaba a cuantos le precedían en la partida para unirse al asedio.

Ante tal empuje, cedían su plaza Fernando Alonso (Ferrari), Daniel Ricciardo (Red Bull), Kevin Magnussen (McLaren), Daniil Kyviat (Toro Rosso) y Kimi Räikkönen (Ferrari), impotentes para frenar la superioridad de la montura del británico.

Aún más atrás, desde la 13ª posición de salida, Sebastian Vettel (Red Bull), en cuyo honor se habría convocado la fiesta, vivía la desesperación de ver cómo su monoplaza era abandonado por la “Fuerza” y algo le estaba llamando al “lado oscuro” de la retirada. Vettel conseguía rearmar su “Halcón milenario”, para continuar combatiendo en una guerra que presentía ya perdida, aunque poco después su abandono resultaría inevitable (el tercero ya en ocho GP disputados).

En la vuelta 18, los seis primeros de la carrera estaban impulsados por propulsores Mercedes y comenzaba el baile de entradas y salidas para el cambio de neumáticos.

05_Lewis-Hamilton_GP-Austria-2014 06_Valtteri-Bottas_GP-Austria-2014 07_Fernando-Alonso_GP-Austria-2014

 

 

 

 

 

Cuando el vaivén se estabilizaba en la vuelta 48, tras el segundo cambio de gomas, el equipo del noble Frank Williams iba a comprobar con desolación cómo las “Flechas de plata”, con una táctica de paradas más acertada, habían ocupado la ciudadela.

Varias vueltas antes, Sebastian Vettel se había ya retirado, mientras Daniel Ricciardo deambulaba sin brillo por el escenario, en una fiesta en la que los Red Bull, los anfitriones, ya no pintaban nada.

En el GP de Austria 2014 nos ha tocado ver la cara menos emocionante de la Fórmula 1 y no es posible hablar de gestas legendarias. Nico Rosberg y Lewis Hamilton volvían a obtener un doblete incontestables con los monoplazas de Mercedes y parece que tienen aprendida la lección “vamos a llevarnos bien” que les aconseja las circunstancias.

Tras ellos, los corceles blancos de Valtteri Bottas (obteniendo su primer podio en F1) y Felipe Massa (Williams), valientes, pero domados en su intento de rebeldía, con el “cavallino” de Fernando Alonso (Ferrari) pocos segundos por detrás, a base de ración doble de combustible. Cuando el piloto asturiano comprobaba que su Ferrari F14T no estaba para cabalgadas peligrosas, cedía en su intento de volar y se centraba en asegurar la quinta plaza.

08_Nico-Rosberg_GP-Austria-2014Lo que prometía ser un día de fiesta mayor en el “Reino de Red Bull”, con la figura totémica del toro saltando sobre la animada pradera, se ha convertido en una aburrida verbena de ilusiones fallidas, excepto para el equipo Mercedes.

Solamente podría alegrarla la presencia del renacido Michael Schumacher. Él fue quien tuvo el honor de subir a lo más alto del podio en aquel último A1 Ring donde se disputó el anterior GP de Austria en 2003. En aquella ocasión el “Káiser” vestía uniforme “Rosso Corsa” y vivía la mejor época de triunfos de su reinado.

Aquellos días quedaron ya lejanos, pero Nico Rosberg y Lewis Hamilton, los que le sucedieron en el proyecto de Mercedes para devolver el brillo a las verdaderas “Flechas de plata”, sin duda le tenían en su memoria, a los acordes siempre solemnes del himno alemán.

No muy lejos de allí, en su clínica suiza, es muy probable que el propio Michael Schumacher, regresado de su largo viaje al olvido, sonriera, soñando con volver. Ni él ni nosotros perdemos la esperanza.

Tampoco perdemos la esperanza de volver a vivir batallas bien distintas a las de esta somnolente carrera. El tobogán de la Fórmula 1 se eleva a los cielos o se despeña en los infiernos.

Entretanto, llegan las calendas de Agosto, aquella fecha señalada por Fernando Alonso como frontera entre la obra del vencido Stefano Domenicali y la nueva esperanza ferrarista de Marco Mattiacci. Esperar y ver.

CLASIFICACIÓN FINAL GP DE AUSTRIA 2014

09_Salida-GP-Austria-20141º Nico Rosberg (Mercedes), 71 vueltas en 1 h 27 m 54,9 s

2º Lewis Hamilton (Mercedes), a 1,9 s

3º Valtteri Bottas (Williams-Mercedes), a 8,1 s

4º Felipe Massa (Williams-Mercedes), a 17,3 s

5º Fernando Alonso (Ferrari), a 18,5 s

10_Daniel-Ricciardo_GP-Austria-20146º Sergio Pérez (Force India-Mercedes), a 28,5 s

7º Kevin Magnussen (McLaren-Mercedes), a 32,0 s

8º Daniel Ricciardo (Red Bull-Renault), a 43,5 s

9º Nico Hulkenberg (Force India-Mercedes), a 44,1 s

10º Kimi Räikkönen (Ferrari), a 47,7 s

11_Felipe-Massa_GP-Austria-2014 12_Fernando-Alonso_GP-Austria-2014 13_Sergio-Perez_GP-Austria-2014

  • 8 comentarios

    • Albert dijo:

      Hola a todos,

      Gracias por la crónica abuelete.

      El Gran Premio de Austria me pareció un tanto aburrido en cuanto a la competitividad entre pilotos. Nadie parecía luchar por nada y todos conservando frenos y neumáticos no vaya a ser que me quede sin nada….
      Aunque el circuito si me resultó bastante interesante pues se podía sentir la velocidad durante la retransmisión mejor que en otros. No sé si sería por el tipo de curvas que tenía o por otra razón, pero esta vez sí que me parecía que en cualquier momento los coches iba a salir despedidos en alguna curva debido a la fuerza centrífuga.

      De los pilotos, impresionante salida de Hamilton, muy bien por el Checo que lleva dos carreras muy buenas y bien por Bottas que le gano la mano a su compañero de equipo en la lucha por el podio.

      Como la F1 es un negocio con envoltorio de deporte el otro día me imaginé una conversación totalmente ficticia:

      Conversación entre el Propietario del negocio y uno de los equipos participantes:
      – “Chicos, este año habéis hecho el mejor trabajo de todos con diferencia. Con la ventaja mecánica que tenéis os habéis asegurado el Mundial de constructores y seguro que uno de vuestros dos pilotos va a ser Campeón del Mundo”
      – “Gracias Jefe”
      – “pero tenéis que entenderme, esto no se paga sólo, hay que hacer caja con las audiencias y la verdad es que este año vamos de mal en peor”
      – “¿Que propones?”
      – “Me parece bien que dejéis a vuestros chicos luchar en pista, mantener eso todo lo que podáis. Pero habría que meter a otro equipo en liza, alguno de los que tienen vuestro motor. Darle la versión buena para que al menos tenga ritmo de carrera y la cosa parezca competida aunque luego ya sabéis, los acuerdos a los que lleguéis entre equipos son cosa vuestra.”
      – “Ya, déjame pensar…. Los blancos puede que acepten, los puntos les vendrán muy bien a final de temporada”
      -“Me parece bien además son un equipo con mucho nombre, no está mal que vuelvan a salir en las portadas después de tantos años de travesía por el desierto”
      – “Si porque los plateados, ya sabes, ni soñarlo que el próximo año tienen otro motorista y nos copian todas las ideas.”
      ….

      Saludos a todos y buen fin de semana.

    • El Abuelete del M3 dijo:

      Hola Albert, hola a todos, ¿un tanto aburrida? un tostón del que solo se salvaba la novedad que representa y esa sensación de mayor velocidad que, cosa curiosa, yo también capté a través de la pantalla (ahora veo los GP sin cortes publicitarios). Pese a que el tiro de cámara resulta engañoso, las pendientes del circuito son suficientemente pronunciadas para llegar sentir cierta sensación de vértigo y solo hay que recordar la cantidad de trompos y trazadas largas que se dieron en el fin de semana para comprenderlo.
      Respecto al diálogo “imaginario”, estando tio Bernie por medio, podrías estar quedándote corto…
      Por lo demás, el mosqueo de Red Bull con Renault y sus “unidades sin potencia” es ya muy visible, puede que eso y lo que según parece está ocurriendo en Maranello, sean motivo de atención en las próximas semanas y cambios para que el aburrimiento no nos mate siesta a siesta.
      Un saludo.

    • Manolo dijo:

      Hola a todos.
      he leído, como no, vuestros comentarios sobre el Gp de Austria.
      Yo difiero de vosotros en cuanto al aburrimiento.
      En principio parecía que Williams daría más guerra y en concreto mi “amigo” Massa. Pero ya vimos que a las primeras de cambio se vieron relegados.
      Bottas una vez más dejó atrás a su compañero.
      Que conste, y lo digo de verdad, que por mi formación y educación no me legro del mal ajeno.
      Los de Mercedes le ganaron por la mano en el cambio de ruedas.
      Malísima suerte la de Vettel del que esperaba una remontada, truncada por la falta de potencia en su motor, que por momentos pareció iba a poder seguir.
      Ricciardo casi desaparecido.
      Tendrán que ir pensando en otro motor diferente.
      Hamilton se comportó como se esperaba, pero tampoco pudo con Rosberg.
      Alonso una vez más en la pomada a pesar de no tener un coche competitivo y dándonos una leve alegría cuando recortaba los tiempos con Massa. Fue un esdpejismo.
      Al final a 18 segundos de Rosberg; muy lejos de aquellos 35 largos de principio de temporada. Tampoco es para tirar cohetes.
      Los demás en un baile de posiciones de una carreara a otra.
      Lotus y sus pilotos totalmente perdidos.
      Albert, no estas muy descaminado con esa conversación totalmente ficticia.
      Tiene todos los tintes de ser muy verosímil.
      Saludos.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Querido Manolo, ¿Dónde está tu discrepancia? Aburrimiento e impotencia ante la posición dominante de Mercedes. Quizás el único elemento positivo sea comprobar que Fernando Alonso no baja el pistón en su lucha por alcanzar el podio y acercarse a sus rivales a pesar de seguir disponiendo de uno de los Ferrari más desastrosos de sus cinco temporadas en Maranello. Perdonad si ando un poco atrasado en mis respuestas, no es mi deseo y en pocos días estaré en línea. Un abrazo.

    • Manolo dijo:

      Mi ordenador, como viene haciendo hace ya tiempo, me la ha vuelto a jugar.
      Parecía que me había echado abajo el primer escrito y me puse de nuevo al trabajo sin darmew cue
      nta

    • Manolo dijo:

      Como podéis ver una vez más me la ha jugado, así que termino antes de que me de otra sorpresa.
      Me aplicaré la recomendación que le hago a Red Bull.
      Saludos

    • CarlosY dijo:

      Buenas noches a todos.
      Gracias, Abuelete por tu crónica; vea o no la carrera siempre es un placer.
      Caray, lo de esa conversación, creo que es más que un rumor… Anda, que los pit stops de Williams no olieron a chamusquina… ‘A ver si os voy a dar los motores buenos para que me ganéis en Austria’. Que es como decir Alemania para Mercedes. Conversación del sábado noche previo a la carrera, jaja.
      Qué curioso lo de los pares en los equipos. Están al revés de lo que se podría prever al inicio de temporada, y con el campeonato más que avanzado: Rosberg le moja la oreja a Hamilton, el novato Bottas se come al ‘experto’ Massa, Ricciardo muy por encima del ‘superpiloto’ Vettel… y Alonso pasa por encima a Raikkonen. Anda que muchos en Italia se habrán tragado sus dudas sobre el pilotaje del español. Ahí tienen el nivel que da el coche tal y como Kimi dijo por radio. Y todo eso con lo desmotivado que está, lo cual no es de extrañar, pues mientras los demás compiten él sólo entrena para proporcionar datos al equipo y a ver qué hacen con ellos. Porque dieciocho segundos en un circuito corto es un mundo.
      Ni me imagino lo que haría con un coche competitivo… La clasificación final de carrera es increíble: Fernando ahí solo rodeado de motores Mercedes.
      Un saludo a todos.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Carlos Y, eres muy generoso en tu elogio, en mis crónicas intento acercaros mi visión de la F1 recurriendo, a veces, a la perspectiva de muchos años de afición, nada más.
        En lo referido a la prueba de Austria, efectivamente el elemento diferenciador, el que le quita en parte la pesada capa del aburrimiento es esa especie de “mundo al revés” que se está dando en las escuderías, excepto en Ferrari, donde Alonso continúa demostrando la solidez de sus cimientos competitivos. Lo de Räikkönen, aparte lo bien que nos cae en general el personaje, por su autenticidad, es, como bien dices, el nivel prestacional verdadero de los coches de la Scudería . Veremos que nos traen los idus del “ferragosto”, cuando ya no quede huella de la obra anterior y veamos si se empieza a vislumbrar la tan manida “luz al final del túnel” y a través del mismo llegan vientos de mejora capaces de barrer desmotivaciones y capaces de ofrecer respuesta a los desafíos de la competición. Un saludo muy cordial.