Síguenos

“RUSH”… el sueño imposible de Alonso

Un relato de El Abuelete del M3 - 23 octubre 2013

Me consta que somos millones los aficionados de todo el mundo que hemos pasado por taquilla para vivir, reflejadas en la película “RUSH”, las emociones de aquella temporada de 1976.

Dos pilotos diametralmente opuestos, cada uno en su circunstancia, Niki Lauda pilotando para Ferrari y James Hunt para McLaren, llegaron al Gran Premio de Japón de Fórmula 1 para disputarse el título de Campeón del Mundo, bajo el diluvio en las faldas del Monte Fuji.

Desconozco si Fernando Alonso es uno de esos millones de jóvenes que han vivido ahora, gracias al cine, lo que por edad no pudieron vivir en directo. Si ha visto la película habrá comprendido que, en 2013, revivir aquello es imposible.

Antes de llegar a las puertas de Suzuka, aunque las matemáticas no lo sentenciaran todavía, Alonso ya era consciente de que remontar en tan pocas carreras la ventaja que le lleva Sebastian Vettel es “misión imposible”. No estamos en 1976.

“RUSH” es la crónica de un tiempo en el cual aún no existía el “Safety Car” en los circuitos, los frenos fallaban, los motores se rompían y las “chicanes” eran trampas para cazar leones, porque leones eran aquellos que se jugaban la vida en cada prueba, sabiendo que el porcentaje de perderla era bastante superior a ese 20 por ciento que admite el personaje de Niki Lauda en sus diálogos.

Fernando Alonso sabe que, revivir aquella gesta sobre los circuitos actuales, es un sueño inalcanzable. La suerte está ya echada y ahora deberá permanecer muy despierto y exigir los medios para conseguir que Ferrari, su equipo, esa leyenda histórica de la Fórmula 1, no vuelva a perder la partida, ni ante los Red Bull actuales, ni frente a los Lotus, McLaren o los Mercedes que ahora asesora aquel héroe de 1976, llamado Niki Lauda.

Con solo cuatro Grandes Premios por disputar (India, Abu Dhabi, Estados Unidos y Brasil) y 90 puntos de diferencia a favor de Sebastian Vettel sobre Fernando Alonso, el piloto español tendría que ganar todas las carreras y que el Red Bull de Sebastian Vettel se calara en cada salida, algo improbable dada la competitividad de su monoplaza.

Vettel sólo necesita sumar 11 puntos más para proclamarse matemáticamente Campeón del Mundo en 2013. Con un simple cuarto puesto en alguna de las carreras que quedan lo tendrá hecho. Por si fuera poco, Vettel sigue siendo el máximo favorito para ganar las cuatro pruebas restantes, así que las opciones de Fernando Alonso (Ferrari) tan solo pasan por consolidar ese subcampeonato por el que también luchan Kimi Räikkönen (Lotus), Lewis Hamilton (Mercedes) y, en menor medida, Mark Webber (Red Bull) y Nico Rosberg (Mercedes).

  • 6 comentarios

    • Manolos dijo:

      Abuelete, me has hecho recopilar algunos datos, porque para los que no vivieron aquellos Gps, les has dejado con la miel en los labios.
      Los que hayan visto la película RUSH, yo no la he visto, quizá sepan como quedó aquel campeonato.
      Año 1976 1º fué James Hunt con 69 puntos (6 victorias)y 2º Niki Lauda con 68 puntos (5 victorias).
      En el GP de Japón, el último disputado ese año, Niki Lauda se retiró y con sólo haber sido 5º hubiera sumado 2 puntos, con lo cual se proclamaba campeón por un punto de diferencia. Un campeonato disputado de principio a fin entre esos dos grandes de la F1 en aquel año.
      Ferrari obtuvo el título de constructores con 83 puntos y McLaren-Ford alcanzó 74.
      Si esta temporada se rigiera por los puntos de aquel año, Vettel ya sería tetracampeón desde el GP de Japón.
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que dices sobre el subcampeonato.
      Alonso tendrá que batirse el cobre si lo quiere para él.
      Y el de constructores, para Ferrai, depende más de Massa que de Alonso.
      No me queda otra alternativa que volver sobre Massa. Si sigue corriendo para él y no para quien le contrató y le paga……….Adios al de constructores.
      O……será capaz de toparse con Vettel para darle un poco de vidilla al título? Eso nos llevaría a lo que ocurrió con su compatriota Nelsinho Piquet.
      Cosas que se me ocurren. Imaginar es gratis.
      Saludos

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Manolo, gracias por complementar algunos datos referidos a la temporada de 1976 en que se produjo el duelo que refleja RUSH y perdón por no haberme extendido algo más en la explicación.
        Lo hice, pero el hecho de que en la temporada aquella los puntos del GP de España se le restaran al vencedor de la carrera James Hunt y atribuidos a Niki Lauda, segundo clasificado, a consecuencia de una descalificación que fue recurrida inmediatamente por McLaren, que consiguió a posteriori la recalificación (lo explicamos en Niki Lauda&James Hunt III parte) hacía poco menos que incomprensible desenmarañar el galimatías. Resumiré diciendo que, con el sistema de puntuación de la época: 9-6-5-3-2-1 la distancia hubiera sido insalvable para Hunt de no haber estado Lauda varias carreras en el hospital y/o sufriendo las secuelas del terrible accidente. Cosa que no ocurre en el enfrentamiento Alonso- Vettel. Una de las mayores virtudes de la película es el relato del sufrimiento físico que hubo de soportar Lauda para volver a ponerse en la parrilla, apenas seis semanas después, asombra y estremece su recreación. Estamos en plena campaña de los Días del cine a 2,95€, el que tenga un ratito libre, que lo aproveche yendo a ver RUSH, seguro que me lo agradecerá, aunque NO TODO sucediera como en el film, las variaciones no lo desvirtúan en lo más mínimo . Änimo, estais a tiempo.

    • Gzk dijo:

      No tiene mucho que ver con RUSH pero…
      Llevo un tiempo preguntándome por qué si el binomio Newey – Horner es lo mismo que Tombazis – Domenicalli, todos los meritos del equipo Red Bull se quasi personalizan en Newey. Entiendo que si mañana (o pasado) el coche dejara de funcionar la responsabilidad igualmente sería de Newey, verdad? Perfecto. De momento el papel de Christian Horner parece meramente testimonial, un tipo que permite que todo fluya pero sin mas. La gloria es para Newey (diseñador) y si hay que repartir “cera” y bajarse al fango, ahi entra en accion el inefable Helmut Marko…
      Sin embargo, ¡¡ sorpresa !!en Ferrari si el coche no funciona, es un petardo o las evoluciones no han servido para nada, al que le dan por todas partes es a Domenicalli. Aun no he escuchado o leido comentarios sobre el pésimo trabajo de Tombazis. Que hay un error de estrategia o se decide sacrificar la qualy del sabado o se opta por una configuracion erronea a la hora de encarar un GP? La responsabilidad entera es de Domenicalli.
      Que el bolido no se ha adaptado a los Pirelli de 2012, la culpa de Stefano. Que Massa hace lo que le sale del bolo desde hace 3 años y pico? la culpa es de Stefano. Que se incendia Maranello? No tengo duda que el primer acusado será Stefano, le colocarán un bidon de gasolina y un mechero en la mesa de su despacho…
      Como diría mi madre, unos crian fama y otros cardan la lana…
      Leo constantemente que el equipo de ingenieros de Ferrari no interpreta bien los datos del tunel del viento, que les “engaña”. Soy de letras, asi que ya me direis… Pero ¡¡ toma ya !!l os aciertos del Red Bull son patrimonio exclusivo de Adrian Newey y de los “medios” que el Sr Masteschitz ha puesto a su disposicion.
      No se, me parece que últimamente todos tiran al muñeco, que ya se ha convertido en un “pimpampum”, que es lo facil y lo que hacen todos, asi se camuflan mejor las patadas.
      Del mismo modo, si quieres parecer “entendido” en esto del F1 debes alabar a Newey por encima de cualquier otra cosa, no vayas a parecer un ignorante si no lo haces.
      Como imaginarás, mi altura de miras no pasa de la barra de un bar o de una tertulia de amigos, seguramente en el paddock sabrán de la importancia de Christian Horner en el equipo RedBull y se valorará, del mismo modo que sabrán positivamente que no todo lo malo que pasa en el mundo es culpa de Stefano Domenicalli.
      Pero eso nunca se cuenta.
      NO estoy tratando de quitar merito a Newey, contrastado esta que lo tiene (y mucho). Solo hablo de eso tan odiosamente pedante denominado “corrientes de opinión”, detestable a mi modo de ver, pues solo consiste en adherir voces a un pensamiento predeterminado para hacer fuerza con un propósito que rara vez se sabe.
      Y digo esto en Autolímite, en el blog del Abuelete, por ser el unico sitio abierto, plural que conozco donde puede publicarse esto y ser tratado con respeto, aunque se discrepe.
      (NOTA: Si alguien esta interpretando o directamente concluyendo que estoy señalando al blog del Abuelete o a Autolimite como creadores de opinion o que tengan algun fin oculto le digo ROTUNDAMENTE NO!! ver parrafo anterior).

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Gzk, ¡¡ya nos gustaría ser tan importantes como creadores de opinión!! Aunque no renunciemos a ello, lo que nos guía en todo momento es trasmitir nuestra opinión de la manera más justa posible según nuestro leal saber y entender y ¡¡lo más importante!! que AUTOLIMITE sea un espacio de libertad, donde todo el que lo desee, pueda opinar con toda la extensión que precise para su razonamiento respetando, eso sí, la diversidad de opiniones.
        Dices que tu comentario no tiene mucho de RUSH, para mí, si lo tiene, en la medida que RUSH es fórmula 1 y aquí se reflexiona sobre un aspecto de la F1 que también se refleja de forma tangencial en la propia película NO TODO ES EL PILOTO.
        Impecable tu reflexión sobre el paralelismo del tándem Newey-Horner de Red Bull, respecto al Tombazis – Domenicalli en Ferrari. Sin embargo, la diferencia “cualitativa” de los primeros, respecto a los de Maranello, es tan aplastante que, a la hora de recibir “estopa” la recibe Domenicalli, porque, al contrario que Adrian Newey, la presencia de Nikos Tombazis a pié de pista, “dando el callo” y decidiendo sobre la marcha, está muy diluida, no es comparable y lo que es más importante, el bagaje de realización profesional de Newey deja muy disminuido al diseñador griego. Es un tema que a mí me ha preocupado hace tiempo y por ello publicamos “FERRARI ¿QUO VADIS?” en septiembre.
        A poco que revisemos currículos y estrategias de actuación, advertimos una mayor operatividad en la escuadra energética, donde a los citados Newey-Horner ,se une Helmut Marko, que, como muy bien dices, es el que reparte “cera” y se moja cuando “llueve”.
        ¿Es que no existe una tercera pata para formar el trípode en Ferrari? Pues a simple vista no y sin embargo, podría ser que esta “tercera” estuviera tan arriba y tan escondida, que fuera la responsable de la (aparente/evidente) oxidación del equipo de Maranello. Un peso estructural y de poder que les lleva a llegar tarde a casi todas las citas. Mucho se está hablando del futuro de Ferrari y lo que pueda ocurrir de aquí, al inicio de la próxima temporada, da pié a todo tipo de conjeturas. De momento, parece que ya van a disponer de su propio túnel de viento, ahora solo falta que alguien sepa leer aunque sus renglones (efectos Coanda y Bernoulli)sean tan enrevesados y torcidos como los de la Divina Providencia.
        Un saludo a todos y perdón por mi retraso en responder, hay días muy “trabajaos”, hoy uno de ellos.

      • Albert dijo:

        Hola Gzk,

        Las corrientes de opinión de las que hablan se crean en muchas ocasiones por comodidad y en otras por intereses vamos a llamarlos “políticos”.

        Newey no siempre ha hecho coches campeones y Domenicali no es el único responsable del fracaso de Ferrari. La gente olvida que esto es un deporte de equipo.

        Los ingenieros de Ferrari se han equivocado en la evolución igual que acertaron este verano con el diseño inicial. La base era buena pero después no han sabido cómo mejorarla. Todo lo contrario los ingenieros de Red Bull, con la ayudita del cambio de ruedas claro.

        Lo que pasa es que siempre es más fácil crear “heroes” o “cabezas de turco” para centralizar los exitos o fracasos.

    • El Abuelete del M3 dijo:

      Hola Albert, tienes mucha razón en tu reflexión sobre las “cabezas de turco” y en Ferrari se está viendo que Domenicalli está recibiendo sopapos que, algunos serán muy merecidos y otros corresponderían a “otro”, pero dicen las malas lenguas que ese “otro” está muy arriba y ya no es aquel joven brillante que llegó a Maranello junto a Mauro Forghieri y Niki Lauda para ayudar al viejo Enzo a salir de un bache de 20 años sin títulos. Está visto que los años no pasan en balde y desde las alturas, cuando son excesivas, se pierde perspectiva y se ve todo demasiado plano.