Síguenos

Zona límite » Pequeña gran historia de la F1

Fangio lleva a Mercedes al triunfo

Un relato de El Abuelete del M3 - 22 marzo 2012

La temporada de 1953 tambi茅n result贸 sumamente extra帽a y dispersa. En una pirueta confusa, el Campeonato de F贸rmula 1 oficial se disput贸 sobre veh铆culos denominados de F贸rmula 2 y nuestro campe贸n, recuper谩ndose del grav铆simo accidente de la campa帽a anterior, particip贸 en varias pruebas no puntuables sin obtener triunfos rese帽ables, por lo que el t铆tulo volvi贸 a firmarlo Alberto Ascari para Ferrari.

Fue el 4 de julio de 1954, en Reims cuando volvi贸 a las carreras de F贸rmula 1, a los mandos de un Mercedes W196. En la f谩brica de Stuttgart los llamaban las 鈥淔lechas de Plata鈥 ya desde antes de la II Guerra Mundial. Los nuevos b贸lidos alemanes estaban muy adelantados a su 茅poca y eran unos coches muy resistentes, aunque sol铆an tener algunos problemas con los frenos delanteros, que se calentaban demasiado al exigirles a muy altas velocidades.

Fangio y su compa帽ero, Karl Kling, lucharon de principio a fin por la victoria y, desde los boxes, el jefe de equipo, el patr贸n Alfred Neubauer, intentaba frenarlos sin 茅xito. Finalmente Fangio se alz贸 con los laureles, consiguiendo la primera de seis victorias, de las ocho carreras oficiales en las que particip贸 Mercedes aquel a帽o. La combinaci贸n del campe贸n con la casa Mercedes era perfecta, era el piloto ideal para la marca germana y ver a ambos en acci贸n era un placer.

Pese a eso, eran coches dif铆ciles de conducir, sobre todo por el carenado de las ruedas delanteras, que no le permit铆an al argentino ver bien la trazada precisa, el mismo problema que ten铆a su compa帽ero Kling.

Mercedes llevaba 15 a帽os fuera de la competici贸n y no esperaba ganar en la primera salida a pista. Sin embargo, Fangio lo consigui贸 y los peri贸dicos de todo el mundo alabaron la vuelta a las pistas de la casa alemana. Fangio no tard贸 en hablar con los ingenieros y mec谩nicos sobre las urgentes mejoras que el coche necesitaba.

Seg煤n relata Stirling Moss, 鈥滷angio ten铆a mucha fe en los mec谩nicos, seguramente porque 茅l sab铆a de mec谩nica y valoraba su trabajo. El hecho de que estuviera relajado cuando los dem谩s est谩bamos nerviosos es algo dif铆cil de entender. Yo, que no soy latino, soy una persona emocional y 茅l, que era latino, no era emocional, era la ant铆tesis de lo que se pod铆a esperar por sus antecedentes. Era una persona tranquila, que no levantaba la voz, que no discut铆a, nunca le vi decir a sus mec谩nicos que hicieran las cosas m谩s deprisa鈥. El propio Fangio explicaba tambi茅n que eso le ayud贸 mucho en su carrera.

Faltaban a煤n muchos a帽os para la llegada de la inform谩tica a la competici贸n y el piloto argentino le preguntaba a sus mec谩nicos por la potencia m谩xima del coche, a qu茅 r茅gimen la entregaba… siempre cambiaba de marcha 1.000 rpm por debajo del m谩ximo y nunca la sobrepasaba porque, a partir de ah铆, la potencia deca铆a.



Nota: Los precios reflejados en esta información corresponden a la fecha de publicación.

Déjenos su comentario

Su Email nunca sera revelado. Datos requeridos *