Síguenos

El honor y la suerte. GP de Singapur 2015

Un relato de El Abuelete del M3 - 21 septiembre 2015

01_Sebastian-Vettel_GP-Singapur-2015Un “Gladiator” rojo, Sebastian Vettel, después de escuchar emocionado el himno alemán, tomó la batuta virtual y acompañó en su delirio a todos los miembros de la Scuderia Ferrari, cantando unidos los vibrantes compases de la “Marcha de Garibaldi” y celebrando la recuperación del orgullo por la tercera victoria en la temporada 2015.

Se había cumplido aquel objetivo de deseo formulado por Maurizio Arrivabene antes de comenzar la temporada, un objetivo improbable en aquel momento de enero, cuando el futuro inmediato del equipo parecía estar a la deriva.

Ha sido un triunfo merecido en una carrera táctica, en la que el inesperado desvanecimiento mostrado por el equipo Mercedes AMG F1 ha sido aprovechado de forma muy inteligente por el equipo Ferrari, marcando en todo momento el “tempo” del fin de semana.

En la calificación del sábado, Sebastian Vettel obtenía una merecidísima “pole” al volante de su Ferrari SF15-T, con un tiempo de 1 m 43,8 s al que no consiguieron acercarse ni el Red Bull RB11 de Daniel Ricciardo, ni el Ferrari de su compañero Kimi Räikkönen, que ocuparían las primeras posiciones de parrilla de salida, por delante de Daniil Kvyat (Red Bull) y los Mercedes-AMG W06 de Lewis Hamilton y Nico Rosberg.

Se rompía así la racha en la cual parece que Hamilton va a tocar el cielo del Olimpo antes que cualquier otro mortal, recuperando en esta ocasión su condición de simple hombre, sin los poderes necesarios para evitar que la mecánica de su monoplaza le dejara fuera de carrera antes de tiempo.

02_Salida-GP-Singapur-201503_Salida-GP-Singapur-2015 04_Salida-GP-Singapur-2015

 

 

 

 

 

Una carrera táctica es una forma educada de calificar una carrera aburrida y ésta lo estaba siendo, hasta que el “Safety Car” se ha encargado un par de veces (vueltas 13 y 37) de permitir un reagrupamiento en la pista, que le ha evitado a Sebastian Vettel (Ferrari) revivir aquella monótona experiencia de la temporada 2013, en donde mostró su aplastante reinado con Red Bull.

Si su llegada a los dominios de Ferrari abre la esperanza de nuevos títulos en un futuro próximo, será la mejor muestra de que, para ser campeón, además de buenos coches y manos para pilotarlos, hay que ser un tipo con suerte y quizás Sebastian Vettel lo sea.

Algo así puede estar pasando por la mente de otro campeón, Fernando Alonso (McLaren), que teniendo “todo lo que hay que tener” para ser toda una referencia en la historia de la Fórmula 1, ve cómo se alejan una y otra vez sus expectativas de contar con el arma adecuada, esa que, aliada con la dosis correspondiente de buena suerte, podría justificar la difícil decisión que tomó el día que salió (o le alejaron) del cielo de Maranello.

05_Daniel-Ricciardo_GP-Singapur-201506_GP-Singapur-2015 07_Kimi-Raikkonen_GP-Singapur-2015

 

 

 

 

 

Ya en el momento en el que se daba la salida, el Toro Rosso STR10 de Max Verstappen se quedaba parado en medio de la parrilla y debían empujarle hasta el “pit”, para reincorporarse a la carrera con más de una vuelta perdida. Sabemos que este “rookie” de 17 años se atreve con casi todo, pero sus expectativas de recuperación parecían un horizonte demasiado lejano.

Sin embargo, esos dos “Safety Car”, providenciales para su deseo, le han permitido entrar en una pelea en la que ha demostrado, una vez más, su raza batalladora y su disposición para desobedecer, incluso, las órdenes de equipo. Mal enemigo es el holandés, incluso para su propio compañero.

Carlos Sainz Jr. (Toro Rosso) es ese enemigo, probablemente a su pesar, pero esta competición es así y en ella triunfan los valientes, los que tienen el cerebro en su lugar y los que tienen la dosis adecuada de suerte, la que le deseamos al piloto español para seguir en pie tras cada combate.

En este Gran Premio de Singapur ha demostrado nuevamente su capacidad, sorteando con serenidad y madurez las dificultades de funcionamiento de su monoplaza. A partir de la vuelta 40, tras relanzarse la carrera (ralentizada por la intrusión en la pista de un espontáneo), se ha convertido en la sombra de su compañero Verstappen y los dos Toro Rosso, con los neumáticos en buenas condiciones, se han lanzado furiosos a un vibrante ataque hasta llegar a la zona de puntos.

08_Nico-Rosberg_GP-Singapur-201509_Accidente-Massa-vs-Hulkenberg_GP-Singapur-2015 10_Safety-Car_GP-Singapur-2015

 

 

 

 

 

Primero han arrasado al Sauber C34 de Felipe Nasr y, a continuación, al Lotus E23 de Pastor Maldonado. El tercero en caer ante su empuje ha sido el Lotus de Romain Grosjean y les han faltado un par de vueltas y algún caballo más en su motor Renault para superar al veloz Force India VJM08 del “Checo” Pérez. No ha sido lo único interesante de esta carrera, pero sí lo más emocionante, junto con el golpe protagonizado por Felipe Massa (Williams) y Nico Hulkenberg (Ford India), causante de la salida a pista del primer “coche de seguridad”.

Jenson Button (McLaren), después de navegar algunos giros en la zona de puntos, ha debido obedecer en la vuelta 53 la llamada a boxes, siguiendo el camino de la retirada con los mismos síntomas por los que Fernando Alonso hubo de abandonar en la vuelta 34.

Era este deslumbrante escenario urbano de Marina Bay uno de los pocos circuitos donde los McLaren-Honda MP4/30 aspiraban a situarse en posiciones de puntuación y, una vez más, se pone de manifiesto la falta de madurez del proyecto.

También soñaba Roberto Merhi con la posibilidad de acercarse a los puestos que suman puntos en esta imprevisible carrera nocturna, pero el equipo Manor le sustituía unos días antes para sentar en su monoplaza a Alexander Rossi. El piloto norteamericano llega cargado con un buen puñado de dólares y en el equipo británico están muy necesitados de dinero para asegurar su continuidad.

11_Valtteri-Bottas_GP-Singapur-201512_Sebastian-Vettel_GP-Singapur-2015 13_Max-Verstappen_GP-Singapur-2015

 

 

 

 

 

Que nadie piense que es algo nuevo, siempre han existido los pilotos de pago en la Fórmula 1, apoyados por patrocinadores personales que no han sido capaces de encontrar los propios equipos. Tras su debut en Singapur, Rossi volverá a correr en cuatro de los seis Grandes Premios que faltan por disputar, mientras que Merhi volverá a los mandos del Manor Marussia-Ferrari MR03B en los Grandes Premios de Rusia y Abu Dhabi.

Así pues, el podio del GP de Singapur nos ha dejado una nueva victoria de Sebastian Vettel con Ferrari (la tercera de la temporada), un segundo puesto del luchador Daniel Ricciardo (Red Bull) y el tercer escalón de Kimi Räikkönen (Ferrari), siendo el primero de la temporada en el que no había ningún piloto del equipo Mercedes (Rosberg finalizaba cuarto y Hamilton abandonaba).

CLASIFICACIÓN FINAL GP DE SINGAPUR 2015

14_Sebastian-Vettel_Podio-GP-Singapur-20151º Sebastian Vettel (Ferrari), 61 vueltas en 2 h 01 m 22,1 s

2º Daniel Ricciardo (Red Bull-Renault), a 1,4 s

3º Kimi Räikkönen (Ferrari), a 17,1 s

4º Nico Rosberg (Mercedes), a 24,7 s

5º Valtteri Bottas (Williams-Mercedes), a 34,2 s

15_Podio-GP-Singapur-20156º Daniil Kvyat (Red Bull-Renault), a 35,5 s

7º Sergio Pérez (Force India-Mercedes), a 50,8 s

8º Max Verstappen (Toro Rosso-Renault), a 51,4 s

9º Carlos Sainz Jr. (Toro Rosso-Renault), a 52,8 s

10º Felipe Nasr (Sauber-Ferrari), a 1 m 30,0 s

  • 2 comentarios

    • CarlosY dijo:

      Hola, Abuelete. Gracias por tu crônica. Lamentablemente no pude ver la carrera el domingo, y eso que se trata de un circuito que me encanta por la espectacularidad de su entorno.
      Una pena lo de Merhi, pero ya se sabía que quien llegara con un cheque le haría bajarse del monoplaza.
      En la debacle de Mercedes ganó Vettel… partiendo (una vez más, claro) desde la pole. Qué razón tienes, Abuelete, un tipo con suerte.
      ‘Este año Alonso nada, que tampoco gana. Mira ahora Vettel con Ferrari’, me dice la gente que conozco y que no es aficionada a la F1. ‘No es Vettel, es Ferrari, compara los puntos de Raikkonen de este año y el pasado’, les digo, o ‘no es Alonso, es McLaren-Honda’… Pero cómo explicar que el nombre de una escudería que evoca historia y grandeza está actualmente en un hoyo tan profundo desde el que no se ve ni la luz de la superficie, y que Alonso llegó y se encontró donde nunca se hubiera imaginado. Y cómo explicar que uno de los mejores pilotos por talento, inteligencia, constancia y trabajo, lleve de sequía tantos años por decisiones que el destino quiso que no fueran afortunadas.
      Y qué duro debe de ser para un ganador nato volver a los tiempos de Minardi cuando decía ‘me adelantan coches, no pilotos’, sufriendo en un circuito donde consiguió, por ejemplo, un Grand Chelem. Ahí es nada.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Carlos Y, te respondo nada más acabar la “qualy” de Suzuka, el templo de Honda y el lugar donde todo indica que volverán a escribir otra página de las más grises de este proyecto estrepitosamente fallido, por ahora.
        Algún día habrá que escribir la intrahistoria del mismo y será, con toda seguridad, apasionante, sea cual fuere el final de la aventura.
        Volviendo a Singapur, el triunfo de Sebastian Vettel estuvo basado en una de las vueltas de calificación más prodigiosas que recuerdo, de las que hacen grande a un piloto grande. Hemos discutido sobre la calidad real de algunos de sus triunfos en la época de Red Bull dada la superioridad neta de aquellos diseños de Adrian Newey, pero hay que concluir que se unieron los ingredientes que se necesitaron, siempre en la historia de la Fórmula 1.
        El resurgir de Ferrari es una magnífica noticia, excepto para nuestro mejor piloto, al que yo, siempre he considerado víctima de la atmósfera irrespirable que se vivió en Maranello, coincidiendo con su estancia en la Scudería, quizás pagó Alonso el atrevimiento de hablar demasiado claro y en eso, la marca no ha perdonado nunca, a lo largo de su historia. En fín, mala suerte.
        Desconozco tu disposición de tiempo, pero fue una carrera la de Singapur que tuvo buenos momentos, quizás todavía podrías visionarla, al menos la parte final, en la página de A3MEDIA. Bueno Carlos, mañana toca madrugar, esperemos que valga la pena.