Síguenos

Banderas rojas en Maranello. GP de Hungría 2015

Un relato de El Abuelete del M3 - 27 julio 2015

01_Sebastian-Vettel_GP-Hungria-2015Era el día indicado y Sebastian Vettel lo hizo. Ondearán banderas rojas en Maranello, para celebrar la segunda victoria de Ferrari en esta temporada, el 41º Gran Premio ganado por el piloto alemán y el tributo de la Scuderia a Jules Bianchi, tras su fallecimiento unos días antes de la carrera.

Impresionaba ver los rostros de 20 hombres, en la flor de su vida, reunidos en apretado círculo en homenaje a Jules, uno de ellos antes de que se lo llevara el azar de aquel accidente de Suzuka que, como tantos en la historia de la Fórmula 1, nunca debió de ocurrir.

Llegaba la competición en el 30º aniversario de Hungaroring y lo hacía envuelta en la tristeza de la despedida al héroe dormido y bajo la perspectiva del previsible dominio de Mercedes.

Aplastante dominio, que anunciaba más de lo mismo tras la calificación del sábado, en la que Lewis Hamilton (Mercedes) conseguía su novena “pole” de la temporada y Nico Rosberg (Mercedes) parecía comprender que ese es su destino frente a un compañero prácticamente imbatible.

Sebastian Vettel se colocaba tercero, a los mandos de ese Ferrari SF15-T cuya progresión parecía haber entrado en el habitual estado de estancamiento de temporadas anteriores, mientras que Daniel Ricciardo marcaba el cuarto mejor tiempo con su Red Bull RB11 en franca mejoría, coincidiendo con la mayor presencia de Adrian Newey en los circuitos (no por casualidad).

Kimi Räikkönen (Ferrari), en fase de evaluación para su futuro en la escuadra de Maranello, se colocaba en la quinta posición de parrilla, por delante de Valtteri Bottas (Williams), Daniil Kvyat (Red Bull), Felipe Massa (Williams), Max Verstappen (madurando día a día sobre su Toro Rosso) y Romain Grosjean (Lotus).

02_Homenaje-Jules-Bianchi_GP-Hungria-201503_Daniel-Ricciardo_GP-Hungria-2015 04_Salida-GP-Hungria-2015

 

 

 

 

 

Carlos Sainz Jr (Toro Rosso) confesaba no encontrarse cómodo con su montura y se colocaba 12º (después de obtener excelentes tiempos en los entrenamientos libres), mientras Fernando Alonso (McLaren) no podía luchar por mejorar su 15ª posición. El piloto español padecía un problema mecánico en su monoplaza y lo metía de nuevo en “pit lane” a empujón. Grande en su gesto, no se estaba jugando nada, solo estaba demostrando la pureza de su aleación de campeón y su determinación de perseguir el sueño de resurgir de sus propias cenizas.

Llegado el momento de la verdad, la salida del GP de Hungría nos brindaba una arrancada electrizante, con dos “balas rojas” disparadas al éter a una velocidad que parecía haber paralizado a sus rivales sobre el asfalto. Sorprendidos, los dos pilotos de Mercedes se han visto rebasados, provocando cierta impaciencia en Hamilton que le llevaba fuera de la pista en la frenada de la chicane y le relegaba a posiciones muy retrasadas (la emoción de la remontada estaba servida).

El “Ring” húngaro es un circuito de “los de antes” y, como tal, lento, relativamente corto y estrecho. Así pues, las 70 vueltas programadas pueden ser, según las circunstancias, un ordenado desfile sin apenas posibilidades de adelantamiento o una verdadera fiesta salvaje. Y, hoy, con Jules Bianchi observando desde arriba, íbamos a presenciar una justa de batallas sin cuartel, con 40 vueltas dominadas por los dos Ferrari hasta que el “ERS” de Kimi Räikkönen dijo basta.

05_Romain-Grosjean_Hungria-201506_Lewis-Hamilton_GP-Hungria-2015 07_GP-Hungria-2015

 

 

 

 

El piloto finlandés, con 160 CV menos de potencia, intentó defender la posibilidad del doblete hasta la vuelta 44, en donde la pérdida fortuita del alerón delantero del Force India de Nico Hulkenberg (se rompía solo a final de recta) le llevaba fuera de la pista y provocaba inicialmente la implantación del “Safety Car Virtual”, para dar paso poco después al verdadero “Safety Car” pilotado por Bernd Mäylander (había sobre el asfalto muchos trozos del alerón de Hulkenberg).

Con todos los monoplazas ya reagrupados, Rosberg (Mercedes) atacaba rápidamente la posición de Räikkönen (Ferrari) cuando se reanudaban las hostilidades (advertido de la falta de potencia en el Ferrari), al mismo tiempo que se enzarzaban en una bonita pelea los renacidos Red Bull, el Mercedes cargado de furia de Hamilton y el Toro Rosso del “rookie” Verstappen, con cambios constantes de posición en una batalla en la que los Williams de Massa y Bottas no hicieron más que retroceder.

También se divertían, quizá por primera vez en la temporada, los dos McLaren-Honda situados en zona de puntos, con Alonso administrando alguna lección práctica de adelantamiento a Carlos Sainz Jr. El piloto de Toro Rosso no estaba teniendo su día de gloria y debía retirarse en la vuelta 61 por una nueva avería en su monoplaza.

Algo antes, en la vuelta 53, Räikkönen (Ferrari) había parado en el “pit lane” para tratar de “resetear” la unidad eléctrica de su monoplaza, pero el problema persistía y le dejaba fuera de carrera en la vuelta 57.

08_Safety-Car_GP-Hungria-201509_Nico-Rosberg_GP-Hungria-2015 10_Daniil-Kvyat_GP-Hungria-2015

 

 

 

 

 

En pocos Grandes Premios de las últimas temporadas recuerdo que los comisarios de la FIA se hayan tenido que emplear tan a fondo, en una intensa sucesión de toques, adelantamientos al límite y lances de carrera que han tenido que resolver con diversos “drive through” y segundos de penalización, impuestos a pilotos como Verstappen (Toro Rosso), Hamilton (Mercedes), Kvyat (Red Bull), Maldonado (Lotus)…

Lo que había comenzado como una severa corrección de su ventaja sobre Rosberg, se convertía finalmente para Hamilton en un aumento de la misma. El Mercedes del alemán sufría en las últimas vueltas el pinchazo del neumático trasero izquierdo en su refriega con Daniel Ricciardo (Red Bull) y, su regreso a la pista, le situaba dos posiciones por detrás de su compañero de equipo. Poco antes, Ricciardo había tenido también otro lance de carrera con Hamilton, en donde el piloto de Mercedes rompía su alerón delantero y era sancionado con un “drive through”.

Las paradas adicionales de Hamilton, Rosberg y Ricciardo, para cambiar los elementos dañados en sus diversos lances de carrera, dejaban vía libre a Daniil Kvyat (Red Bull) para colocarse segundo en los últimos giros, por delante de su compañero Ricciardo, mientras que el joven Max Verstappen (Toro Rosso) afianzaba su excelente cuarta plaza y Fernando Alonso (McLaren) se encontraba con una inesperada quinta posición, justo por delante de Lewis Hamilton (Mercedes).

11_Max-Verstappen_GP-Hungria-201512_Fernando-Alonso_GP-Hungria-2015 13_Marcus-Ericsson_GP-Hungria-2015

 

 

 

 

 

Tras su golpe de mano en la salida, Sebastian Vettel (Ferrari) ha sabido gestionar la victoria de principio a fin, recordando otros días en que los triunfos se encadenaban récord tras récord. Sin abandonar la cabeza en ningún momento, ha recibido emocionado la bandera de cuadros, agradecido con el magnífico trabajo del equipo italiano y brindando su segunda victoria de la temporada al compañero ausente.

Ya no podrán compartir lo que la Scuderia Ferrari tuviera previsto para ellos, pero allá donde Jules Bianchi esté, habrá visto la misión cumplida y una nueva bandera roja ondeando en Maranello, testigo del renacer del “Cavallino rampante”.

El GP de Hungría de 2015 dejará para el recuerdo la figura de Bianchi y nos ha brindado una carrera muy emocionante, donde los monoplazas de Mercedes, por primera vez, han quedado fuera del podio, los evolucionados bólidos de Red Bull parecen apuntar nuevas maneras, Daniil Kvyat obtiene su primer podio, el joven Verstappen se acercaba a las primeras posiciones y los dos monoplazas de McLaren-Honda se metían en zona de puntos, quizá en la estela ya de esa mejoría que tanto tiempo llevan buscando y tanto necesitan.

CLASIFICACIÓN FINAL GP DE HUNGRÍA 2015

14_Sebastian-Vettel_GP-Hungria-20151º Sebastian Vettel (Ferrari), 69 vueltas en 1 h 46 m 09,9 s

2º Daniil Kvyat (Red Bull-Renault), a 15,7 s

3º Daniel Ricciardo (Red Bull-Renault), a 25,0 s

4º Max Verstappen (Toro Rosso-Renault), a 44,2 s

5º Fernando Alonso (McLaren-Honda), a 49,0 s

15_Podio-GP-Hungria-20156º Lewis Hamilton (Mercedes), a 52,0 s

7º Romain Grosjean (Lotus-Mercedes), a 58,5 s

8º Nico Rosberg (Mercedes), a 58,8 s

9º Jenson Button (McLaren-Honda), a 1 m 07,0 s

10º Marcus Ericsson (Sauber-Ferrari), a 1 m 09,1

NOTA: La carrera estaba programada a 70 vueltas, pero la mala colocación de Felipe Massa en la parrilla de salida ocasionó que se tuviera que repetir el procedimiento de salida, restando por tanto una vuelta a la carrera.

  • 2 comentarios

    • CarlosY dijo:

      Buenos días Abuelete. Gracias por tu crónica, y esperemos que el emocionado homenaje a Bianchi sea el último que veamos en un circuito de la F1.
      La verdad es que ha sido una carrera entretenida, con muchas alternativas y emoción en todas las posiciones, salvo en quien se llevó la victoria. Por cierto, creo que es la segunda vez que Vettel logra ganar sin salir desde la primera línea de parrilla. Partía tercero, eso sí, como la otra vez.
      Bueno, si no es la lluvia o los accidentes, también tenemos las sanciones que nos pueden animar y cambiar el guion. ¿Qué es sancionable y qué no lo es? ¿Se sanciona cuando hay accidentes, o cuando saltan trozos de fibra de carbono, o cuando se perjudica a otro piloto, o cuando se queja el equipo… ? Hmm, a mí no me queda claro el criterio que siguen los comisarios de carrera porque, a ver cómo se distingue si un lance de carrera merece o no una sanción, tenga las consecuencias que tenga. En mi opinión a los pilotos se les debe dejar pilotar. Otra cosa es que haya maniobras peligrosas claramente intencionadas o acciones que vayan en contra de la seguridad, y en ese caso sí debería haber sanción y además contundente. El resto… son las carreras. Porque si no es así ¿dónde está el límite? La frontera entre una acción arriesgada y una acción genial es muy difusa, y no se puede sancionar dependiendo del resultado.
      En fin, sexto puesto para Alonso que, quien lo iba a decir, terminó delante de los Mercedes. Y una pena otra vez lo de Sainz, su compañero de box le está superando (por unas razones u otras) y eso no es bueno para su futuro en la F1.
      Esperemos que a la vuelta sigan las emociones.
      Un saludo y a descansar en vacaciones!

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Carlos Y, muchas gracias y esperemos que dure la racha de carreras interesantes. La de Hungría, como la de G. Bretaña lo fue y se agradece, ya necesitábamos algún chute de emoción sobre la pista. Como bien dices, ojalá no se vuelva a repetir una nueva desgracia como la pérdida de Jules Bianchi, las carreras son peligrosas, pero si se actúa correctamente puede reducirse a mínimos asumibles. Por lo demás, en el tema de los comisarios mi opinión ha sido siempre que el arbitraje es una de las profesiones más difíciles porque no es una ciencia exacta. En el momento en que entran en juego lo que llamo “las secretas intenciones” vete tú a juzgar lo que “de verdad” ocurre en cualquier lance de carrera. Tiene que ser muy evidente, como el “aparcamiento” de Schummy” en Montecarlo o algo parecido para poder juzgar sin errores. Recuerda aquella salida de pista de Hamilton bajo la lluvia (creo que fue el año que ganó el primer título), como los comisarios de pista le volvieron a meter en liza y nadie dijo nada, o aquella otra vez que el mismo Jimmy ¡¡adelantó!! al safetycar y tampoco le sancionaron. Ahora, hay días que se muestran permisivos y otros en que sancionan en serie. Y en ello, los pilotos, como los futbolistas, haciendo su trabajo de poner la zancadilla procurando que se note lo menos posible y otras veces, la mayoría, son pura y llanamente lances de carrera. No seré yo el que intente arbitrar ni una partida de chapas…En fín, amigo ha llegado el momento del “dolce farniente”, el ferragosto y la hora de escaparse de lo habitual. El Abuelete como vive ya lunes y resto de la semana al sol del Mediterráneo, aún sacaré un rato para el análisis de la primera mitad de la temporada, vosotros, los jóvenes, aprovechad a disfrutar el merecido descansor con los vuestros y procurad, así os lo deseo, que este sea el mejor verano de vuestras vidas.