Síguenos

Esto sí es Fórmula 1. GP de Gran Bretaña 2015

Un relato de El Abuelete del M3 - 6 julio 2015

01_Lewis-Hamilton_GP-Gran-Bretana-2015Quien hubiera seguido la indicación de Fernando Alonso de apagar la tele, como remedio contra el aburrimiento producido por la frustrante situación de su propio equipo y el aplastante dominio de Mercedes, se habría perdido uno de los Grandes Premios más emocionantes de los últimos años.

Tenía que ser en Silverstone, templo iniciático de esta religión que es la Fórmula 1. Sobre el mismo paisaje en que en otro tiempo planearon las “fortalezas volantes”, el trazado actual de su circuito ha sido escenario de uno de los comienzos de carrera más electrizantes.

Hemos visto dos blancos relámpagos con los colores del Team Williams Martini sorprender en la salida al mismísimo Lewis Hamilton (Mercedes) y a su compañero y rival Nico Rosberg (Mercedes), que arrancaban desde las primeras posiciones.

Tan seguros ellos que el título de esta temporada será cosa de dos, ambos parecen haber sufrido un conato de parálisis que habría que atribuir a un exceso de confianza o, como  apuntaron en la rueda de prensa posterior, a un exceso de potencia de sus máquinas de guerra.

En esta Inglaterra de endemoniada meteorología, las sesiones previas habían ido alternando las distintas opciones de varios pilotos en ausencia de lluvia.

La calificación del sábado situaba a cada uno en su lugar y, en un ambiente absolutamente “british”, era Lewis Hamilton (Mercedes) quien encandilaba a una afición entregada. Le seguía Nico Rosberg (Mercedes) y eran Felipe Massa (Williams) y Valtteri Bottas (Williams) quienes se situaban a su grupa, pilotando ambos los monoplazas de otra leyenda británica, la de sir Frank Williams.

Una tercera “línea roja”, la formada por Kimi Räikkönen y Sebastian Vettel, continúan apuntando alto, sin acabar de consolidar con sus Ferrari SF15-T el evidente avance que los podios del piloto alemán certifican y los variados episodios del finlandés desmienten.

02_Salida-GP-Gran-Bretana-201503_Salida-GP-Gran-Bretana-2015 04_Felipe-Massa_GP-Gran-Bretana-2015

 

 

 

 

 

Daniil Kvyat (Red Bull), Carlos Sainz Jr. (Toro Rosso), Nico Hulkenberg (Force India) y Daniel Ricciardo (Red Bull) completaban las diez primeras posiciones de parrilla y parecen indicar que el conglomerado Red Bull existe como una fuerza de combate a la que, el regreso al “pit” de Adrian Newey y el control de ese huracán llamado Max Verstappen (Toro Rosso) llevarán de nuevo al triunfo.

Una parte muy importante de los 140 mil espectadores congregados en este tótem del automovilismo que es Silverstone se han mostrado incondicionales de la enseña McLaren-Honda, la que les proporcionó días de gloria y emociones que ahora parecen inalcanzables, pese al esfuerzo de dos campeones como Fernando Alonso y Jenson Button, capaces de descender a los infiernos en su intento de reverdecer laureles de otro tiempo.

Causa perplejidad que, pese al esfuerzo por leer en clave optimista cualquier avance del equipo de Woking, la terca realidad se encargue de apagar cualquier vaticinio de regreso a los lugares de honor a corto plazo.

Con toda la pompa y circunstancia con la que el pueblo británico sabe aderezar sus tradiciones y una lejana previsión de lluvia, iba a dar comienzo un Gran Premio en el que nadie intuía lo que estaba a punto de ocurrir.

Cuando se apagaban las luces rojas del semáforo de salida, una exhalación blanca, el Williams de Felipe Massa, seguido audazmente por su compañero Valtteri Bottas, asestaban un golpe seco, que dejaba clavados sobre el terreno a los confiados Lewis Hamilton y Nico Rosberg sobre sus “Flechas de Plata”.

05_Lewis-Hamilton_GP-Gran-Bretana-201506_Sebastian-Vettel_GP-Gran-Bretana-2015 07_Daniil-Kvyat_GP-Gran-Bretana-2015

 

 

 

 

 

Por detrás de ellos, se producía un desbarajuste absoluto, con daños colaterales para el equipo Lotus al completo (que desaparecían del campo de batalla) y también para los monoplazas de McLaren-Honda (Alonso realizaba un semi trompo y golpeaba a su compañero Jenson Button, que quedaba fuera de carrera).

Mientras, en la cabeza, Hamilton se desmelenaba, hasta situarse a la zaga del Williams de Felipe Massa y es la salida del Safetycar la que impone un tenso armisticio que aprovecha, entre otros Alonso para sustituir el morro delantero y reincorporarse sin pérdida notable de posiciones.

Ya en la vuelta 3 se reinician las hostilidades y Lewis Hamilton (Mercedes) atacaba el liderato de Felipe Massa (Williams), que resistía sus embates mostrando su mejor perfil guerrero. Un bloqueo de ruedas en plena frenada provocaba que Hamilton perdiera su segunda plaza ante Valtteri Bottas (Williams) y asistiamos, por primera vez en la temporada, a una disputa en la que los Mercedes parecían haber perdido la iniciativa.

Avanzaba la carrera y las dos escuadras equipadas con propulsor Mercedes se batían en un pañuelo, mientras dejaban muy atrás al resto.

Llegaba un momento en el que los pilotos de Williams eran advertidos desde el “pit wall” de que su enemigo a batir eran los Mercedes, aunque Bottas se sentía más rápido que su compañero y entablaba una lucha fraticida en la que se vería que tal superioridad no existía, al menos en ese instante.

Estábamos viendo una auténtica carrera de la mejor Fórmula 1, imposible de relatar en esta crónica cada detalle, cuando en el horizonte se dibujaba el perfil de un aguacero que habría de trastocar el resultado de la prueba.

08_Fernando-Alonso_GP-Gran-Bretana-201509_Nico-Rosberg_GP-Gran-Bretana-2015 10_Lewis-Hamilton_GP-Gran-Bretana-2015

 

 

 

 

 

En Mercedes acertaban al meter en la vuelta 20 a Lewis Hamilton para el cambio de neumáticos (colocándose líder unas vueltas después), mientras los Ferrari entraban en el “pit lane” dos giros antes y se veían atrapados en el centro de la batalla.

Se alternaban entre sí las piezas de cabeza, hasta que el liderato se estabilizaba con la primera posición de Hamilton y la aparición del “Virtual Safety Car”, a consecuencia de una avería de Carlos Sainz Jr (Toro Rosso).

En la vuelta 36 llegaban las primeras gotas de agua, pero nadie entraba para cambiar neumáticos hasta que se hacía patente sobre el asfalto.

Presa de la precipitación, a Kimi Räikkönen (Ferrari) le colocaban intermedios antes de tiempo. La lluvia se demoraba unos minutos y sus gomas se deshacían al ritmo de una entretenida discusión con sus estrategas.

Hamilton y Rosberg (Mercedes) peleaban entonces en cabeza, hasta que entraron en “pit”, con el aguacero en su esplendor. Era el momento de las decisiones y en Williams se equivocaron, facilitando que Sebastian Vettel colocara su Ferrari tercero, tras los ya inalcanzables Mercedes. Mientras tanto, Fernando Alonso (McLaren-Honda) conseguía sumar su primer punto en la temporada, en medio de un charco de competencias que veremos cómo progresa.

La de este GP de Gran Bretaña 2015 ha sido una bella batalla, pero al final de las 52 vueltas, una vez más, Lewis Hamilton ha podido escuchar el solemne “God save the Queen” en el escalón más alto del podio, en esta primera catedral de la Fórmula 1.

CLASIFICACIÓN FINAL GP DE GRAN BRETAÑA 2015

11_Lewis-Hamilton_GP-Gran-Bretana-20151º Lewis Hamilton (Mercedes), 52 vueltas en 1 h 31 m 27,7 s

2º Nico Rosberg (Mercedes), a 10,9 s

3º Sebastian Vettel (Ferrari), a 25,4 s

4º Felipe Massa (Williams-Mercedes), a 36,8 s

5º Valtteri Bottas (Williams-Mercedes), a 1 m 03,1 s

12_Podio-GP-Gran-Bretana-20156º Daniil Kvyat (Red Bull-Renault), a 1 m 03,9 s

7º Nico Hulkenberg (Force India-Mercedes), a 1 m 18,7 s

8º Kimi Räikkönen (Ferrari), a 1 vuelta

9º Sergio Pérez (Force India-Mercedes), a 1 vuelta

10º Fernando Alonso (McLaren-Honda), a 1 vuelta

  • 2 comentarios

    • CarlosY dijo:

      Hola, Abuelete, hola a todos.
      Por fin hemos visto una carrera emocionante esta temporada, con los Williams desatados en una salida de videojuego, en la que parecía que llevaban en su morro aquel ‘mass dumper’ (qué recuerdos…). La pena es que ni ellos se lo creían y ni el equipo sabía cómo gestionar ese 1-2 (y es que no aprenden). Felicidades all estratega de Williams, que no se atrevió con el ‘Bottas is faster than you…’ y se les vino el podio abajo.
      Ah, la lluvia… Cuánto se la echa de menos los domingos de carrera, aunque si como en esta ocasión aparece o desaparece hacia final del GP se gestiona más como una cuestión de suerte, como si cada piloto tirara los dados a ver cuántos puntos salen. Qué se lo digan a Hamilton, que digo yo que debió haberse criado en la zona y conocerá las nubes mejor que un agricultor local. Ah no, que debieron ser los dados, porque a Vettel no lo veo yo en la campiña inglesa oteando el horizonte, ni al estratega de Raikkonen tampoco, pues con su olfato que le hundieron la carrera…
      Una pena lo de Sainz, nos quedamos con las ganas de verle sobre mojado, donde sí tuvo alguna oportunidad Merhi de brillar, aunque le hubiera favorecido más agua y durante más tiempo…
      Como a Alonso, caray, un punto. Vaya tela, y nos parece anecdótico. Todavía recuerdo emocionado aquella carrera de 1989 en este mismo circuito de Silverstone cuando Luis Pérez Sala acabó sexto a lomos de su Minardi… y logró el primer punto de un piloto español de la ‘era moderna’. Aquello fue un hito y lo de ahora nos sabe a rayos. Cómo hemos cambiado. Saludos!

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Carlos Y, cuánta razón tienes. La verdad es que en Williams parecieron asustarse del éxito que estaban teniendo y el estratega pecó de “amarrategui” y lo echó todo a perder, pero mientras duró, vivimos la ilusión de que algo se mueve aún en esta F1. No hay duda de que son los dados, según caen los que deciden algunas veces los resultados. Esto me trae a la memoria algo vivido desde final de recta de Montmeló, era el año 2001 y la última carrera del Campeonato de España de GT, llovió antes de la salida y a nuestro coche le montaron “agua”, sin saber interpretar la dirección del chubasco. Yo, con más perspectiva lo estaba viendo venir y sabía que dejaba de llover , pero el ruido impedía que escucharan mis llamadas desde el móvil, no hubo tiempo ni forma de corregir el error y aunque en las primeras vueltas fuimos muy rápidos, cuando aquello se terminó de secar, ya no hubo nada que hacer para ganar la categoría GTB que era en la que participábamos. Hay ocasiones en que las circunstancias son extrapolables y esta es una de ellas. En fín, visto lo visto, confiemos en que el dios de la lluvia nos visite con mayor frecuencia y les pille a los nuestros despiertos e inspirados para darnos alguna alegría, que buena falta nos hace. Lo de Luis P. Sala fue celebrado en su día y es una pena que no tuviera continuidad, porque era rápido y después, cuando tuve ocasión de tratarle personalmente, supe también que él y su esposa eran unas magníficas personas y sus hijos, mis mejores “clientes” de las películas de Disney que les regalaba en cada carrera.Buenos tiempos Carlos, te deseo una feliz semana.