Síguenos

Una meta demasiado lejana. GP de Inglaterra 2012

Un relato de El Abuelete del M3 - 9 julio 2012

Ese invierno, apenas templado, que resulta ser el verano en Inglaterra, no es el mejor clima para disputar un Gran Premio de F贸rmula 1. Pero Silverstone es la cuna, aqu铆 se disput贸 oficialmente su primera carrera en 1950 y no ser谩n los elementos los que impidan que siga la tradici贸n.

Aunque la jornada del s谩bado, durante la calificaci贸n, cerca de quince mil espectadores 鈥渘aufragaran鈥 en el barrizal de los alrededores y tuvieran que conformarse con escuchar el rugido de los motores sin poder acceder a sus localidades, por las que habr铆an pagado un buen pu帽ado de libras.

Con el recuerdo de Mar铆a De Villota en el pensamiento, una constelaci贸n de peque帽as estrellas dibujadas sobre el casco de muchos de sus compa帽eros han estado presentes durante todo el fin de semana. Si la carrera hubiera sido nocturna, esas estrellas habr铆an brillado como lo hacen los farolillos de papel que surcan la noche de San Juan, henchidos de buenos deseos.

Por parad贸jico que parezca, el momento m谩s emocionante de este Gran Premio se produjo durante la 鈥淨2鈥. Con la lluvia cayendo abundante sobre el mojado circuito, alguien de Ferrari, s贸lo o en compa帽铆a de otros, discurri贸 una genialidad t谩ctica que dej贸 a Fernando Alonso al borde del naufragio, con el asturiano pidiendo a gritos bajo el diluvio una bandera roja que, Charlie Whiting, tan r谩cano a veces con el asturiano, le concedi贸 cuando quedaban apenas 6 minutos para la hecatombe del Ferrari.

A falta de sol y playas, los espectadores organizaron su verano particular, invent谩ndose olas que recorr铆an el grader铆o, con alguna r茅plica en el propio 鈥減it lane鈥. Casi hora y media y muchos cepillos empujando aguas turbulentas hacia el drenaje del circuito dejaron la pista en condiciones de continuar y consumir el tiempo restante. Alonso supo encaramarse, por mil茅simas, en la tabla de su salvaci贸n y navegar rumbo a la Q3, pese a una amenazante bandera amarilla.

Tener o no tener, esa es la diferencia, y Alonso tiene todo lo necesario para superar los momentos dif铆ciles y hacer una jugada maestra a continuaci贸n. No es el 煤nico pero, a 茅l, las circunstancias de su equipo le obligan con demasiada frecuencia a prodigar esos arranques de genio y, en la Q3, pas贸 de desahuciado a propietario de una nueva pole.

Un t铆mido sol dominguero ha visto formarse la parrilla con Alonso y Webber en la primera l铆nea.聽 Schumacher le est谩 tomando el gustillo a las plazas delanteras y forma la segunda l铆nea flanqueado por Vettel, los cuatro separados por apenas unas d茅cimas. Felipe Massa, aparentemente m谩s motivado bajo el aguacero, ocupa la quinta plaza de la parrilla, codo a codo con Kimi R盲ikk枚nen.

Detr谩s de ellos, la jaur铆a, con galgos tan agresivos como el mism铆simo Hamilton y un desdibujado Button, al que parece hab茅rsele oxidado su McLaren MP4-27, ese brillante 鈥渟able plateado鈥 con el que supo vencer a todos en la primera batalla del campeonato.

Contra todas las previsiones, el Gran Premio de Inglaterra de 2012 no se ha distinguido por el fragor de ninguna batalla descomunal. Han sido escaramuzas en las que unos y otros han peleado con el vecino m谩s pr贸ximo, sin que la 鈥渟angre鈥 haya llegado al r铆o, sin lluvia que la transportara.

Fernando Alonso ha jugado a ganador y parec铆a que lo iba a conseguir, pero alguien o algo ha fallado en su estrategia. Los Pirelli m谩s duros le estaban funcionando tan bien que ha sido capaz de aguantar las embestidas de sus rivales m谩s peligrosos, que hab铆an partido con gomas blandas, buscando fulminarle en los primeros compases.

Un tratamiento de choque en la vuelta de formaci贸n les ha dado la temperatura necesaria para igualar rendimientos y lo estaba consiguiendo. Pero, esa facilidad con la que los estrategas del 鈥淐avallino鈥 pierden la br煤jula cuando de marcar a los Red Bull se trata, se ha vuelto a manifestar hoy. Obsesionados por defenderse de Webber, han 鈥渃opiado鈥 en exceso sus movimientos en el 鈥減it lane鈥 y no han sabido aprovechar las cualidades de sus dos juegos de gomas duras. Probablemente, esas cuatro o cinco vueltas que han desperdiciado con neum谩ticos duros han sido las que han convertido la meta en 鈥渦n puente demasiado lejano鈥.

Cuando la pr谩ctica lleva demostrando en esta temporada que no hay dos juegos id茅nticos de Pirelli, arriesgarse a rodar durante catorce larg铆simos giros con el obligado juego de blandos es jugar a la ruleta rusa. Y, esta vez, hab铆a una o dos balas en la rec谩mara.

Los Red Bull han llegado y el Ferrari de Alonso ha quedado fulminado por el australiano Webber, que se ha marchado camino de su segunda victoria de la temporada. A Vettel le ha faltado solo un suspiro para haber descargado el tiro de gracia.

El gesto resignado de Alonso en el at铆pico podio de Silverstone nos 聽lleva a pensar que no las puede tener todas consigo y, aunque el cuarto puesto de Felipe Massa parece indicar que Ferrari mejora, en el 谩nimo de muchos (Fernando聽 incluido) queda hoy la duda de si progresa adecuadamente.

Alonso (129 puntos), Webber (116), Vettel (100), Hamilton (92) y R盲ikk枚nen, con 83 puntos, son la vanguardia de este Campeonato, que se acerca a su ecuador en Hockenheim, el pr贸ximo 22 de Julio.

  • 3 comentarios

    • Manolo dijo:

      Pu茅s, s铆, Abuelete.
      Una vez m谩s por ser unos copiones la han fastidiado.
      Creo recordar, que Alonso en las dos tandas con duros no perd铆a tiempo con Webber sino al contrario.
      Era de esperar

    • Manolo dijo:

      Perd贸n, una vez m谩s los hados de la inform谩tica me han jugado una mala pasada y me dejaron a medias.
      Contin煤o.
      Era de esperar que lo hubieran mantenido unas vueltas m谩s para compensar con la p茅rdida que esperaban al ponerle los blandos. M谩s bi茅n dir铆a yo los flanes.
      Pero, bueno, ah铆 sigue en cabeza del campeonato y dado lo visto hasta ahora nos podemos dar por satisfechos: 2 victorias y puntuando en todos los GPs.
      Increible al comenzar la temporada con esa tortuga que inici贸.
      Y toquemos madera para que no haga un 0 eh? Que siga sumando y al final lo veamos proclamarse TRICAMPEON. Por lo pronto se ha distanciado de sus m谩ximos rivales.
      Saludos

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Pues s铆, Manolo,el error estuvo en esas dos 贸 tres vueltas que le pod铆an haber exprimido a cada juego de duros sin perder tiempo, con ello el 煤ltimo stint hubiera sido sensiblemente m谩s corto y adecuado a lo esperable del juego blandos,esa especificaci贸n que algunas veces, demasiadas, se comporta de manera imprevisible:Flanes, bombones derretidos…
        Esperemos que en Ferrari aprendan de una vez y as铆 ser谩 posible ver a F.Alonso de nuevo campe贸n.