Síguenos

25 años descapotados con el Mazda MX-5

Escrito por: Víctor M. Fernández - 11 febrero 2014

01_Mazda-MX5-25-aniversarioEl 10 de febrero de 1989, Mazda presentaba en el Salón del Automóvil de Chicago un nuevo biplaza descapotable que iba a marcar un éxito sin precedentes entre los modelos de su categoría. Probablemente, nunca pensaron que aquel nuevo Mazda MX-5 Miata se iba a convertir en uno de los pilares de la marca japonesa, en cuanto a imagen, sensaciones al volante y reconocimiento a nivel mundial (tanto en premios como en ventas).

Lo más curioso es que la idea fue concebida diez años antes en Hiroshima, sobre la pizarra de la oficina del entonces Jefe de Desarrollo de Mazda, Kenichi Yamamoto, en un dibujo realizado por el periodista estadounidense Bob Hall, intentando explicar lo que él entendía que podría ser un modelo de éxito en Estados Unidos y, probablemente, en el resto del mundo.

En realidad, no estaban inventando nada (ya existían coches como el Fiat X1/9, el Alfa Romeo Spider o el Lotus Seven), simplemente evolucionaron una idea que faltaba por desarrollar adecuadamente: ofrecer un biplaza descapotable asequible, mecánicamente sencillo, fiable, suficientemente funcional en el uso cotidiano y capaz de ofrecer diversión al volante con la ayuda de un motor de baja cilindrada y fácil mantenimiento.

Con todo esto, aquel primer Mazda MX-5 llegaba al mercado japonés a finales de 1989 y pronto se convertiría en un modelo de éxito en todos los países donde se ponía a la venta, contando con un motor gasolina de 1,6 litros 16V que desarrollaba 115 CV de potencia y un peso en vacío de tan solo 970 kilogramos.

La segunda generación del MX-5 se estrenaba en 1998, con motores 1.6 16V de 110 CV y 1.8 16V de 140 CV, mientras que la tercera generación llegaba al mercado en 2005 con motores 1.8 16V de 128 CV y 2.0 16V con 160 CV de potencia.

De esta forma, a escasos meses de que haga su aparición en 2014 la cuarta generación del ya legendario “roadster” de Mazda, el MX-5 celebra su 25 Aniversario con más de 200 premios otorgados en todo el mundo y con el Récord Guinness como el descapotable biplaza más vendido de todos los tiempos (con 920.000 unidades hasta la fecha).

02_Mazda-MX5-25-aniversario

03_Mazda-MX5-25-aniversario04_Mazda-MX5-25-aniversario

 

 

 

 

 

Principales hitos históricos del Mazda MX-5: 

1979

El periodista estadounidense Bob Hall dibuja un deportivo biplaza en una pizarra de la oficina del Jefe de Desarrollo de Mazda, Kenichi Yamamoto, en Hiroshima. Diez años más tarde, se convertiría en el legendario MX-5.

1989

Presentación del Mazda MX-5 en el Salón del Automóvil de Chicago.

1990

Inicio de las ventas en Europa (Reino Unido y Holanda).

1993

Se introducen pequeñas modificaciones y se incorpora una nueva versión con motor 1,8 litros de 133 CV.

1997           

Presentación de la segunda generación del Mazda MX-5 en el Salón del Automóvil de Tokio, que comienza a venderse pocos meses después, ya entrados en 1998.

2000

El Mazda MX-5 entra en el Libro Guinness de los Récord como el deportivo biplaza más vendido de todos los tiempos.

2005

Presentación del Mazda MX-5 de tercera generación en el Salón del Automóvil de Ginebra. El Libro Guinness de los Récord actualiza la cifra de unidades producidas a 700.000 unidades.

2006

Mazda presenta la variante Roadster Coupé, que incorpora el techo duro retráctil eléctrico más rápido del mercado (12 segundos) sin reducir la capacidad de maletero.

2013

El Mazda MX-5 alcanza las 920.000 unidades vendidas en el mes de diciembre.

  • 7 comentarios

    • Gzk dijo:

      Hay coches que marcan un antes y un despues. Tuve la suerte de conocer este coche y disfrutarlo como copiloto en mis años mozos durante una estancia en los USA, y solo diré que alli era conocido como Mazda Miata, al menos en el entorno en el que yo me moví (mi padre “americano” tenia uno que usaba muy a menudo). Pues bien, con el amigo que comparti esa estancia en ese hogar americano juró que cuando fuese mayor se compraria uno. Eso era 1991…
      Aqui en España no vi ninguno hasta bastantes años despues (1998) y cuando lo vi con un amigo de mi padre al volante dije “mira un Mazda Miata” y el flamante dueño me miró como si fuese extraterrestre (o gilipollas, nunca lo pregunté). Me dejó conducirlo y cumplí un sueño de juventud, aquello me pareció lo más.
      Mi amigo por su parte cumplió su promesa y en 2006 se compró el suyo, quedando en paz con su yo adolescente y lo disfrutó muchisimo el tiempo que lo tuvo. Yo tambien lo disfruté en un par de ocasiones por las carreteras comarcales de Babia, simplemente espectacular.
      Que recuerdos! Un coche a veces consigue estas cosas…

      • Víctor M. Fernández dijo:

        Hola Gzk, como tu bien comentas, el coche llegó al mercado americano con el nombre de Mazda Miata, mientras que en Japón se conocía como Mazda Eunos Roadster, para acabar conociéndose como Mazda MX-5 en todo el mundo.
        No me extraña que tu amigo se acabara comprando uno, porque es un coche realmente agradable de conducir, que transmite buenas sensaciones deportivas sin ser un deportivo radical y sin necesidad de realizar un desembolso de dinero elevado, además de permitir disfrutar de su faceta de coche descapotable.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Algo debe tener el agua cuando la bendicen y la verdad es que el Mazda MX-5 es un caso peculiar, tenía un compañero de profesión al que le gustaban los coches “gordos” de hecho fue uno de los primeros en tener un Audi con 450 CV , pero decía que las sensaciones que le producía su Mazda MX-5, no las cambiaba por nada. No he tenido ocasión de probarlo, sin embargo, noto que me está ocurriendo algo similar con el Marbella Green que conduzco ahora para “hacer los recados”, tiene 23 años, es el primer coche del mundo con playa “inside” (mi nieto se encarga cada verano de reponer la arena)me vale para cualquier cosa que no es capaz de hacer el M-3 E-46 y cuando “vuelo rasante” a 110/120 km/h, o llego a la curva de entrada de la “urba”, me trae sensaciones casi olvidadas, de aquel primer Renault Dauphine Gordini de los años 60…ahora disfruto más con mi “Pandilla” que con los 343 cv del otro, voy dentro de los límites legales, sin miedo a que algún emboscado me vacíe la cartera. Como cambia la percepción de las cosas …Saludos.

    • juanjo segade dijo:

      hola, hoy he probado un lambo gallardo en alrededores los arcos con “victor” y me ha aconsejado esta pagina. interesante, directamente a favoritos, y ahora me cuadra todo….
      saludos victor un placer conocerte, juanjo

      • Víctor M. Fernández dijo:

        Hola de nuevo Juanjo :-)

        El placer ha sido mío. Confiaba en que te gustara Autolimite.com porque es una página web hecha para personas como tú, que comparten nuestra pasión por los coches y les gusta mucho los coches, tratando de ofrecer calidad y rigor en nuestra información, pruebas, imágenes, videos y reportajes.
        Ahora sólo tienes que compartir tu nuevo “descubrimiento” con todas aquellas personas que consideres que también les gusta los coches como a ti, para que Autolimite siga creciendo y sea un punto de encuentro para todos los apasionados por el automóvil.

        Hasta pronto y seguimos en contacto ;-)

        Víctor.

    • ps dijo:

      Yo soy el amigo de GZK que se compró el Mazda. La verdad es que no puedo decir otra cosa que es un coche para disfrutarlo como pocos.El concepto roadster se supera frente a muchos rivales -en teoría- de más nivel. Es cuestión de sensaciones.
      Lo tuve que vender cuando no cabía en mi vida (este modelo y los hijos no acaban de cuadrar, ahí sí que tiene alguna limitación…)
      Tuve el segunda generación que, a mí particularmente, es el que más me gusta. Habrá que ver y probar el nuevo. No pinta mal.

      lo que tengo claro es que “de mayor” pienso tener otro.

    • El Abuelete del M3 dijo:

      Hola PS, bienvenido a este rincón de Autolímite. Seguro que el día que tuviste que desprenderte de tu querido Mazda MX-5 de segunda generación entendiste esa frase que se repite mucho en las pelis de “dos son compañía y tres multitud” aunque la multitud sean los hijos, la mejor compañía posible. Está claro tu propósito para cuando “seas mayor” y lo alabo, será el momento en que tus hijos querrán cabalgar libres, al menos durante los ratos en que la pareja vuelva a disfrutar de otro de los tópicos cinematográficos, “¡¡al fín, solos!!”.
      Nada tan placentero como retomar el contacto con viejas sensaciones, a mí me ha ocurrido cuando he vuelto a conducir algún coche que en otro tiempo fuera mío. Tengo una “asignatura pendiente”, volver a llevar un Renault 8TS igual a aquel con el que sufrí en 1970 el siniestro total que publiqué en “Zona Límite” de los “Relatos del Abuelete del M3″ con el título “Segundos catastróficos”. Si se puede disfrutar recordando aquello, figúrate lo que puede ser para vosotros el volver a sentaros de nuevo en el Mazda, “como cuando éramos novios”. Eso es renacer, no dudes en hacerlo tan pronto puedas y nos lo cuentas aquí, en Autolímite. Un saludo muy cordial.