Síguenos

El hombre que inventó la Fórmula 1

Un relato de El Abuelete del M3 - 3 febrero 2013

La primera vez que publiqué en “Mucha carretera por delante” algo relacionado con el tema de la Fórmula 1 lo hice coincidiendo con el comienzo de la temporada 2012, preguntándome: Fórmula Uno 2012 ¿Deporte, circo, teatro…?

El desarrollo de dicha temporada nos mantuvo a los aficionados  en la incertidumbre de conocer el nombre del Campeón Mundial hasta más allá de la última vuelta de la última carrera, aquel Gran Premio de Brasil 2012 que acabó con la intriga de saber si Sebastian Vettel había cometido alguna infracción punible adelantando con bandera amarilla, lo que, de establecerse como sucedido, le habría costado su tercer entorchado al alemán, heredándolo Fernando Alonso.

La FIA determinó la legalidad de la maniobra del piloto de Red Bull y nadie quiso cuestionar desde ese momento lo realmente sucedido. Había sido una temporada realmente emocionante y cualquiera de los dos protagonistas principales habían hecho méritos suficientes para justificar el título.

Y sin embargo… leyendo “El hombre que inventó la Fórmula 1” (“La historia secreta de Bernie Ecclestone”), un relato biográfico del personaje más controvertido de su historia, sale uno  pensando que todo es posible y deseando que “todo sea como el buen aficionado desea que sea” un trabalenguas para el que solo Ecclestone tendría respuesta, si quisiera darla.

“No soy un santo” es toda una declaración de principios con la que Bernie Ecclestone recibe al autor, Tom Bower, periodista e historiador acreditado, al que casi ninguno de los principales personajes contactados se hubiera atrevido a dar su opinión sin preguntarle antes al mismísimo Bernie ¿Qué le cuento?, a lo que invariablemente el biografiado responde: “La verdad, tú por mí no te preocupes”.

Son más de 400 páginas que recomiendo leer a todos aquellos que, como yo mismo, tengáis la curiosidad de intentar comprender lo que de verdad mueve ese fenómeno de masas, pasión, deporte, circo glamuroso, hoguera de vanidades y egos que, desde siempre, ha sido la Fórmula 1.

Pasaréis unas horas apasionantes, aunque no descubriréis todos los secretos. Bernie Ecclestone es el mago que os asombrará con sus habilidades, pero nunca os enseñará el truco final.

Cuando se inicie la temporada 2013 del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 seguiremos viendo a este personaje de baja estatura y flequillo aniñado que, a sus casi 83 años domina con su presencia el Paddock, siempre rodeado de figuras relevantes del escenario político, económico y artístico mundial.

Siempre cerca de alguna bella mujer infinitamente más joven que él, demostrando que el poder añade centímetros y lima diferencias de edad hasta límites más allá de lo natural, poniendo su atención en cualquier mínimo detalle: ”A Bernard le gusta dar la impresión de que lo controla todo y de que, si él no da antes su consentimiento, no cae ni una hoja de un árbol” dice de él Frank Williams.

Para llegar a eso, el “pequeño gran hombre” de la Fórmula 1 ha debido recorrer un largo camino y vencer obstáculos para lo que hubo de usar dosis de astucia que resultaron letales para sus muchos enemigos.

Incluso alguno de sus amigos, como Niki Lauda, que pilotó para él el polémico Brabham BT46B del “ventilador” en 1978, salió de alguna reunión diciéndole “eres un hijo de puta”, para reconocer a continuación: ”Me siento completamente vacío. Después de una trifulca con Bernie, en lo que a emociones se refiere, me quedo en blanco”. Ahora comparten amigablemente recuerdos y batallitas.

Ecclestone ha sabido adelantarse un minuto a cualquier rival en cualquier disputa y prever, como nadie, lo que el desarrollo de los medios audiovisuales (como la televisión) habría de aportar a la difusión global de la Fórmula 1.

Todo un universo del que, cuando él llegó, habían transcurrido desde su creación más de veinte años de emociones y tragedias, pero que, en sus manos, con su habilidad casi infinita, ha crecido de forma exponencial en sus cifras, manejando siempre sus hilos para que, aún hoy, nos estemos preguntando cuál es su verdadera naturaleza y hasta dónde nos llevará “el hombre que inventó la Fórmula 1”.

  • 3 comentarios

    • Gzk dijo:

      No soy muy amigo de leer biografías de una persona viva, pero viniendo de Bernie resultará muy interesante. Por lo percibido hasta hoy maneja con puño de hierro, astucia de zorro y una inmensa dosis de testiculos este gran negocio que ha sabido vender como nadie. Recuerdo su famosa frase “Creen que me tienen agarrado por los huevos, lo que no saben es que sus manos no son lo suficientemente grandes”. Bastante ilustrativo, verdad?
      Yo creo que su verdadera naturaleza se resume en la frase de Niki Lauda, pero sería demasiado injusto porque ha puesto esa naturaleza sin escrupulos al servicio de la creacion de algo tan grande, tan universal y tan reconocido como la F1. Nadie puede negar que ha dedicado casi su vida a ello, y su legado permanecerá tras su marcha.

    • El Abuelete del M3 dijo:

      Hola Gzk, llevo unos días “fuera de órbita”,pero ya estoy por aquí. Está claro que nuestro querido Bernie ha dado a la Fórmula 1 “casi tanto” como la F-1 a él y su legado permanecerá porque estoy convencido de que es capaz de “despacharnos” a todos antes que irse él. Recuerdo un proverbio árabe según el cual, “el hombre tiene la misma edad que la mujer que yace con él”y en eso, ya vemos que le espera la inmortalidad.
      Me hace gracia estar hablando de nuestra afición en estos términos tan relajados y en lo que a mí se refiere es debido a que, viendo lo que dan de sí estos primeros test invernales de Jerez, me confieso incapaz de sacar alguna conclusión válida, aparte comentar el aspecto exterior de alguno de los coches, que en el caso de Ferrari ha mejorado sensiblemente, pero nada más. Confiemos en que en las pruebas de Montmeló se empiece a ver algo más, pero tampoco esperemos mucho,la hora de la verdad, en Australia. Ya falta menos.

    • Gzk dijo:

      Como siempre en Jerez solo puede vislumbrarse quien se ha quedado atras de manera notoria y poco mas. Montmeló será mas fiable, pero siempre confio mas en los comentarios de los pilotos que en los tiempos marcados. Me alegra que Pedro pudiera dar unos giros, tengo el palpito de que no van a ser los ultimos. Es mas, me da que Felipe no va a acabar la temporada pilotando en Ferrari, tiempo al tiempo. Lo que cada vez se va aclarando mas es que Jaime no parece tener volante, el tiempo se acaba y las posibilidades son minimas. Sutil, Heidfeld, Pedro, Liuzzi, Kobayashi, Buemi, Glock, Senna, muchos nombres en el banquillo esperando oportunidades, todos con muchos kilometros a las espaldas. Vamos, que ya falta menos…