Síguenos

BMW M2 Competition 2018 (F87)

Escrito por: Víctor M. Fernández - 29 agosto 2018

Todo lo que cambia en el exterior del BMW M2 Competition

A simple vista hay que fijarse bien para encontrar las diferencias en la imagen exterior del renovado BMW M2 Competition, aunque son abundantes si lo comparamos con el BMW M2 Coupé al que sustituye (comparativa por delante y por detrás).

La mayor exigencia térmica que aporta la potenciada mecánica ha requerido tomas de refrigeración de mayores dimensiones en la parte frontal, que estrena además parrilla delantera de nuevo diseño (pintada en color negro brillante), un faldón con canalizaciones de aire adicionales y faros “LED” autoadaptables (anteriormente faros de doble xenón), que incluyen el asistente automático de luz de carretera (cambian automáticamente a luz de cruce para evitar deslumbramientos).

Los espejos retrovisores del BMW M2 Competition son ahora los mismos que llevan los BMW M3 / M4 (con diseño de doble brazo), mientras que las llantas de aleación forjadas de 19” reciben un nuevo diseño en “Y” (estilo “788 M”), aunque montan idéntica medida de neumático (245/35 R19 delante y 265/35 R19 detrás).

En la parte posterior se han colocado unos pilotos “LED” con nuevo dibujo y se han pintado en color negro cromado las cuatro salidas de escape, un tono similar (“High gloss Shadow Line”) al utilizado en los marcos de las ventanillas laterales, la parrilla frontal, las “branquias” de las aletas delanteras (“air breathers”) y el anagrama “M2 Competition”.

El remate estético final lo configuran los dos colores adicionales de carrocería que se añaden a la lista opcional, dos pinturas metalizadas denominadas “Naranja Sunset” (ya empleada en otros modelos de la gama “BMW M Performance”) y “Plata Hockenheim” (por primera vez en un modelo de BMW).

Todos estos cambios apenas afectan a las medidas exteriores del BMW M2 Competition (4.461 x 1.854 x 1.410 mm) y se mantiene idéntica distancia entre ejes (2.693 mm) y anchura de vías (1.579 mm delante y 1.601 mm detrás), pero sí han incrementado ligeramente el coeficiente de resistencia aerodinámica, con un Cx 0,36 (Cx 0,35 en el anterior BMW M2 Coupé).

La introducción de todas las mejoras mecánicas y un mayor equipamiento también han provocado un incremento de 55 kilogramos en el peso del vehículo, con una cifra en vacío de 1.550 kg con cambio manual y 1.575 kg con el cambio automatizado “M DKG” (1.495 y 1.520 kg respectivamente en el BMW M2 Coupé).

No obstante, la relación peso/potencia sigue siendo aún mejor en el renovado BMW M2 Competition (3,78 kg/CV) que en el anterior BMW M2 Coupé al que sustituye (4,04 kg/CV).