Síguenos

McLaren Senna

Escrito por: Víctor M. Fernández - 8 enero 2018

Motor V8 4.0 Twin Turbo con 800 CV y cambio secuencial “SSG”

El McLaren Senna cuenta con el motor térmico más potente utilizado por la marca británica hasta la fecha en uno de sus coches matriculables. Conocido con la denominación interna “M840TR”, este propulsor V8 4.0 Twin Turbo está derivado del que utiliza también el McLaren 720S (“M840T”), aunque en el modelo Senna se ha incrementado la potencia hasta los 800 CV y alcanza un par máximo de 800 Nm (720 CV y 770 Nm respectivamente en el McLaren 720S).

Esto supone una elevada potencia específica de 200,3 CV/litro y una favorable relación peso/potencia de 1,5 kg/CV (peso en seco).

Dicho motor tiene cárter seco, cigüeñal plano y todos los elementos internos fabricados en materiales ligeros para reducir la inercia y subir con más facilidad de vueltas.

Inyección indirecta con gestión electrónica, admisión variable, distribución variable “VVT” en admisión y escape, doble turbocompresor “twin scroll” y doble “intercooler” rematan las características técnicas de este propulsor situado en disposición central trasera, capaz de alcanzar un régimen máximo de 8.500 rpm.

La línea de escape está realizada en titanio e “Inconel” (superaleación a base de níquel y cromo), materiales ligeros que permiten rebajar el peso del conjunto, con tres sugerentes salidas situadas en el plano superior de la parte trasera y un excitante sonido perfectamente audible desde el habitáculo.

El motor V8 4.0 Twin Turbo del McLaren Senna está asociado a una caja de cambios secuencial automatizada “SSG” (“Seamless Shift Gearbox”), que tiene doble embrague robotizado, siete velocidades y transmite toda la potencia al suelo a través de las ruedas traseras.

06_McLaren-SennaEl conductor puede activar el modo de cambio completamente automático o seleccionar las marchas de modo manual a través de las levas secuenciales situadas detrás del volante, fabricadas en fibra de carbono y optimizadas para su accionamiento con guantes (en circuito) o sin ellos (en carretera).

Junto a la pantalla multimedia de la consola central se encuentran los mandos de selección del “Active Dynamics Panel” (“Panel de Dinámica Activa”), que permiten seleccionar tres programas de funcionamiento (“Normal”, “Sport” y “Track”) que afectan a la respuesta del motor y de la caja de cambios.

Además, en el McLaren Senna se añade un modo adicional denominado “Race” (“Carrera”), cuyo botón de selección está ubicado en el techo, junto al botón de arranque.

Sea cual sea el modo seleccionado, en McLaren afirman que el rendimiento del motor y la caja de cambios es “salvaje” en el McLaren Senna, “con una respuesta inmediata que aplasta el conductor contra el asiento”.

McLaren no ha declarado aún las cifras de prestaciones del nuevo Senna, pero no es descabellado pensar que su velocidad máxima rondará los 350 km/h y marcará una aceleración de 0 a 100 km/h en torno a 2,7 segundos y de 0 a 200 km/h en menos de 7,5 segundos, teniendo en cuenta que el McLaren 720S de 720 CV alcanza los 341 km/h y acelera en 2,9 y 7,8 segundos respectivamente.