Síguenos

Segunda victoria de Vettel. GP de Singapur 2012

Un relato de El Abuelete del M3 - 24 septiembre 2012

El Gran Premio de Singapur 2012 han sido dos horas agotadoras, peleando dentro de la sauna reluciente en que se transforma el circuito de Marina Bay, en esa noche travestida de día de Singapur.

Lo que parec√≠a que podr√≠a ser el encadenamiento de una racha imparable de victorias de Lewis Hamilton, a lomos de ese ‚ÄúSable de plata‚ÄĚ brillante como un rel√°mpago, se convirti√≥ en un inesperado regalo para Vettel y, sobre todo, para Fernando Alonso , cuando en la vuelta 23 el McLaren dijo basta.

El fin de semana tenía todo el aspecto de ser un cara a cara entre los coches de McLaren y los Red Bull. Una vez más, en el box de Ferrari se probaban muchas cosas, pero eran muy pocas las que funcionaban.

No es un buen s√≠ntoma salir el mismo s√°bado a la tercera de las tandas libres embadurnados de parafina, intentando averiguar (como dec√≠a un maestro m√≠o) por donde le ‚Äúentra el agua al coco‚ÄĚ en la tierra de los cocoteros.

As√≠ no es de extra√Īar que, excepto Webber (s√©ptimo), en el momento de la salida estuvieran por delante del asturiano sus principales rivales y un sorprendente Maldonado, colocado en el segundo lugar de la parrilla. El quinto puesto de Alonso, zona limpia de la pista, daba pie a c√°lculos optimistas, basados en el despliegue de magia y acometividad al que nos tiene acostumbrados el l√≠der en la salida. Pero la magia tambi√©n tiene l√≠mites y Alonso es nada m√°s y nada menos que un hombre mortal.

Inmortal ser√° siempre Sid Watkins, ese DOCTOR bueno que se nos acaba de ir a la ‚ÄúEternidad‚ÄĚ, a encontrarse con aquellos a los que sus alas protectoras no pudieron amparar antes de que √©l mismo, con su lucha incansable y su cari√Īo de ‚Äúpadre‚ÄĚ de todos ellos, fuera capaz de dise√Īar e imponer, a veces, unas normas de seguridad que han salvado muchas vidas. Hoy, toda la familia de la F√≥rmula 1 ha sabido agradec√©rselo con un minuto de silencio.

En la salida, todos los motores rugen mientras los pilotos buscan el hueco imposible donde colocarse camino de la victoria. Alonso es realmente h√°bil e inteligente en sus reacciones pero, en Singapur, ha tenido que hacer ‚Äúcodos‚ÄĚ para no perder su quinto puesto en la primera vuelta. Peor le ha ido a Maldonado, que era cuarto al primer paso por meta, en beneficio de Vettel y Button. ¬†

El calor tropical y el perfil de Marina Bay han convertido otra vez en protagonistas los neum√°ticos Pirelli. Los compuestos elegidos, blandos y s√ļper blandos, han vuelto a ser una inc√≥gnita en su comportamiento y generaban dudas estrat√©gicas en un abanico de dos a cuatro paradas.

Es un baile que empieza Webber en la vuelta 9 y le sigue Vettel en la 10, Alonso en la 12, Hamilton en la 13 y Maldonado y R√§ikk√∂nen en la 14. Todo ello ha provocado alg√ļn dislocamiento, pero lo cierto es que los de delante han recompuesto la situaci√≥n y, el McLaren plateado de Hamilton, volaba hacia su cuarta victoria hasta que algo dentro de su motor ha dicho ¬°basta! en el giro 23.

El máximo rival de Alonso volvía a ser el Red Bull de Vettel, el mismo que en las tandas libres se mostraba de nuevo competitivo, antes de ser arrasado en la Q3 por el McLaren de Hamilton. Con el alemán en cabeza, seguido de Button, y con Alonso y Maldonado enfrentados en una vibrante lucha cuerpo a cuerpo, llegaban a la segunda parada en boxes.

El accidente de Karthikeyan en la vuelta 33 impon√≠a la salida del Safety Car, algo estad√≠sticamente seguro en este circuito. Apenas retirado el veh√≠culo de seguridad, el Mercedes de Michael Schumacher tocaba al Toro Rosso de Vergn√© y lo enviaba ‚Äúal fondo a la derecha‚ÄĚ de una amplia escapatoria. El Safety Car, pilotado por Bernd Mayl√§nder, deb√≠a retornar a la pista para tranquilizar a las fieras hasta la vuelta 43.

En ese punto, todos sabían que, salvo sorpresa, los Pirelli les llevarían hasta la meta sin nuevos cambios y, a partir del giro 50, el reloj iba a marcar el final de carrera, pues no había tiempo para completar las 63 vueltas antes de llegar al límite de dos horas de competición.

Vettel, Button, Alonso sub√≠an as√≠ al podio, cada uno pensando en lo suyo, me temo que Vettel,¬† con su dedito inhiesto¬† y vocaci√≥n de ‚Äúproct√≥logo loco‚ÄĚ.

Con 194 puntos, Alonso contin√ļa siendo un poco menos l√≠der. Vettel (165 puntos), R√§ikk√∂nen (149 p) y Hamilton (142 p), prometen nuevas emociones. Nos vemos en Suzuka.

  • 4 comentarios

    • Victor TopeTope Fdez Bueno dijo:

      Guapa pagina,bonitas fotos y guapos comentarios,un saludo campeon.(pd-tocallo te dire ke yo tan bien tengo una peke√Īa pagina pero mucho menos ke esta la mia es de batalla y todo a granel,hechale una ojeada y si te gusta pon un comentario,gracias VICTOR MANUEL,tocayo.www.topetope-campeones.jimdo.con

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola tocayo, he visitado tu p√°gina. Tienes una magn√≠fica galeria muestra del apasionante mundillo de los rallyes y pruebas como el slalom,primer pelda√Īo para muchos pilotos que comienzan desde abajo. Me ha gustado y volver√© sobre ella. Un saludo muy cordial.

    • Manolo dijo:

      No ví totalmente la carrera, pero era sabido que el Safety Car tendría su, por lo menos uno, momento de protagonismo.
      Además en circuitos urbanos es muy difícil adelantar y salvo accidentes no hay variaciones y a los hechos me remito.
      Has sido muy blandito al comentar el accidente de Schumacher. Para mí fué una arremetida con todas las de la ley. Si no está allí la escapatoria estaríamos hablndo de algo mucho más grave.
      Yo creo que este “se√Īor” se retir√≥ cuando deb√≠a y volver ha sido para dejar un recuerdo menos grato de s√≠ mismo. Suele decirse que nunca segundas partes fueron buenas, aunque las estad√≠sticas est√°n para romperlas, pero ya vemos que las ansias por seguir siendo alguien le han podido. A todos nos llega la hora de la jubilaci√≥n y √©l ya la ten√≠a ganada. As√≠ que a casita a cuidar de sus caballos y disfrutar de su familia.
      Y…….Alonso hizo lo que pudo. No se le puede pedir m√°s a √©l sino a su escuder√≠a que dan una de cal y tres de arena. No obstante hay una diferencia considerable con Vettel y los dem√°s, aunque no sea todav√≠a definitiva.
      Ya casi todos los que van detrás de Alonso han pinchado en una o dos ocasiones. Kimi muy regular consiguiendo puntos, al tran tran, está ahí agazapado y bién situado.
      En el país del Sol Naciente puede que veamos más claro el campeonato.
      Saludos.
      Manolo

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Siempre que puedas te recomiendo ver las carreras de principio a f√≠n, la F1 tiene esa capacidad de sorpresa que no se d√° en otras competiciones. Ya he comentado en varias ocasiones mi creencia de que Schumacher regres√≥ con una misi√≥n, poner en √≥rbita al equipo Mercedes y puede que no haya entendido bien el encargo, porque, por ahora a los que pone en √≥rbita es a los que ensarta con su “flecha de plata”, esta vez le ha tocado al Toro Rosso. Bromas aparte,si esa es su labor y Mercedes se convierte en uno de los grandes por sus resultados deportivos habr√° que reconocerle un gran m√©rito al K√°iser. Si pasa el tiempo y no progresa,deber√≠a ser el propio Schumacher quien renuncie a seguir desliz√°ndose por una pendiente que le llevar√≠a a una p√©rdida de su aureola y a tener que reconocer que los dioses tambi√©n envejecen.
        Respecto a Alonso y Kimmi, estoy de acuerdo contigo y tambi√©n espero y deseo que Suzuka nos traiga emociones. Fu√© un circuito determinante en aquel duelo entre Prost y Senna y pocas veces defrauda. Disfr√ļtalo hasta la √ļltima vuelta.