Síguenos

Carlos Sainz versus Carlos Sainz

Un relato de El Abuelete del M3 - 4 marzo 2013

Estoy a bordo de un Porsche 911 SC, son las 17h 54m, lo veo en un moderno cronómetro que en grandes caracteres indica que estamos llegando al final de la cuenta atrás. A través del parabrisas mi ojo de cámara registra una larga recta. El crono marca “Cero” y lo que hace un instante era rumor ahora se convierte en rugido. Y empiezo a registrar: “Rasante a fondo 2, rasante izquierda rápida menos se abre 3… señal a derecha 1 largo… izquierda, izquierda K… para derecha K poco tarde se cierra”…

¡¡Ya sé donde estoy!! Abro el tiro y mi campo de visión capta dos cascos gemelos, tras el de la izquierda, unas manos rápidas al volante, calcando con precisión una parte de la estrecha carretera y, mientras el morro del Porsche 911 apunta “derecha” yo escucho decir “izquierda”.

Por momentos mi alma de silicio me hace temer lo peor, hasta que poco a poco empiezo a comprender. Del casco de la derecha, alta y rápida, la letanía que escucho me hace recordar que hace años estuve instalada en otro coche pilotado por Carlos Sainz y el acento gallego que canta, “sasar”, me dice que Luis Moya ha vuelto a sentarse en el “bacquet de la derecha”.

Mi compañera, otra cámara desde el panel de instrumentos me lo confirma, enfocando dos rostros que han ganado alguna arruga y unos ojos de halcones volando a ras del asfalto. Mientras, el Porsche 911 SC dibuja el contorno del tramo abulense de “El Herradón”, descendiendo vertiginoso desde el reino de las nieves.

El V Rallye de España Histórico ya tiene dueño, como lo tuvo la edición anterior. La pareja formada por Sainz y Moya, a bordo de una máquina preparada para funcionar con la máxima eficacia a cualquier ritmo y guiada por las manos y la voz de dos bicampeones mundiales, deja poco margen para la sorpresa.

La cámara instalada en el coche número 1 continúa registrando “scratch”. A quienes lo pilotan no les gusta perder ni a las “tabas” y ahora no hay órdenes de equipo que les obliguen a reprimirse.

La madrugada del sábado amanece luminosa y el camino hacia lo alto del tramo de “Serranillos” está bordeado de nieve, pero la sal en el piso permitirá a cada uno emplearse tan a fondo como su máquina o su corazón lo permitan.

El Abuelete del M3 piensa en todo ello mientras asciende por el tramo a buen ritmo y le cuenta viejas historias de rallyes a su nieto. Recordando aquellos felices 70 en que las reglas eran otras, se sorprende por el desfile de teóricos coches 0. Sumándole varios del “delegado” y del “delegado del delegado” de Seguridad del evento, comprende que este asunto de los rallyes se está poniendo más difícil y más caro cada día.

La coronación del tramo, entre cumbres nevadas a 1.575 m de altitud, es el lugar perfecto para divisar a vista de pájaro una buena parte de sus 24,99 kilómetros de recorrido. Corta el “fresquíbiris” por el collado cuando el viento nos acerca el sonido potente del primer motor.

Aparece Carlos Sainz, haciendo de Carlos Sainz, y su Porsche 911 SC traza rápido la “izquierda poco tarde, atención frenando mucho” que Luis le habrá cantado dos o tres curvas antes, con las cámaras de abordo registrando el camino hacia la victoria.

Esto no es Montecarlo, pero el paso de los Lancia Rally 037 del italiano “Pedro” y de Toño Sainz, de los Porsche 911 de Jesús Ferreiro y Fernando Piñeiro o de los Ford Escort MK de Ferrán Font, Santi Cañizares o José Marbán, nos hacen revivir y recordar buenos momentos.

Ante nosotros pasan muy juntos el Opel Ascona 1.900 de José Antonio Zorrilla, dando alcance al Alfa Giulia 1.600 GTA de Pablo de Sousa, algo que, hace treinta y cinco años, con armas iguales, sería improbable. El “Zorro” y “Pablo”, dos leyendas como dos relámpagos.

Continúan pasando coches y, de pronto, la sorpresa. Dando “largas” aparece el SEAT Panda 40 de IVARTE. Tras su aparente retirada por avería en el primer tramo y, sabiamente repescado, el diminuto bólido rojiblanco lleva dentro dos veteranos gigantes, Doménech-Boto, capaces de convertir a nuestro querido Antonio en copiloto Subcampeón Europeo de Rallyes Legend.

En Regularidad y otras categorías desfilan aún coches y pilotos que merecen nuestro aplauso cariñoso y sorprende la presencia de dos equipos japoneses que, hartos de “sushi”, recorren a 50 por hora esta tierra de buenos chuletones.

En lo más alto del podio final, Sainz – Moya, reencontrados, pensando atacar una prueba del Mundial para descubrirse a si mismos y saber, a los 50, “dónde están”. Es la tentación de los Dioses y Schumacher ya lo descubrió antes de regresar al Olimpo. Pensadlo bien, quizás no merezca la pena, os queremos así.

 

CLASIFICACIÓN FINAL RALLY DE ESPAÑA HISTORICO 2013

1º Carlos Sainz – Luis Moya (Porsche 911 SC):  1h 34m 38,6s

2º Jesús Ferreiro – Javier Anido (Porsche 911 RS):  a 1m 15,2s

3º Pedro – Stefano “Skeggia” (Lancia Rally 037):  a 1m 44,8s

4º Fernando Piñeiro – José A. Figueras (Porsche 911 Turbo):  a 4m 23,6s

5º Antonio Sainz – Javier Cattaneo (Lancia Rally 037):  a 4m 41,1s

6º Karl Wagner – Gerda Zauner (Porsche 911 SC):  a 8m 19,8s

7º Julio Borja – José Luis Barcia (Porsche 911 SC):  a 9m 22,6s

8º Ferrán Font – Oriol Juliá (Ford Escort MK II):  a 9m 37,7s

9º Mats Myrsell – Esko Junttila (Porsche 911 RSR):  a 10m 28,9s

10º Santiago Cañizares – David López (Ford Escort MK I):  a 10m 49,1s

  • 8 comentarios

    • Alberto Lorenzo dijo:

      Que buena narración y buen rally. No sólo por lo que ocurre en el asfalto sino en las conversaciones de los aficionados de pro, que en las cunetas nos congelábamos, esperando que Sainz, Ferreiros y compañía nos descongelaran en un par de segundos.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Alberto, celebro que te guste nuestra versión del rallye. En Autolimite somos de esos aficionados dispuestos a congelarnos en cualquier cuneta y este fin de semana ha sido un placer comprobar que , a pesar de la crisis y los elementos, éramos muchos, la mayor parte de ellos jóvenes, los que esperában a nuestros ídolos con sus “viejos” y espectaculares “cacharros” para asombrarse con esas cruzadas que los coches de ahora no permiten.Yo, que “juego” en la división de los viejos carrozas, disfrutaba viéndolo todo y contándoselo a mi nieto para enseñarle las “buenas costumbres”. Un saludo.

    • Minnie dijo:

      Hola! Hoy el Abuelete, más q nunca haciendo honor a su nombre y contagiando su entusiasmo y su afición por los coches a su nieto. Seguro q será un futuro aficionado a este mundo q tan atractivo es para millones de personas.
      Ánimo! Y a seguir así!

    • El Abuelete del M3 dijo:

      Hola Minnie, ni lo dudes, a este nieto mío le estoy enseñando algunas de las cosas buenas de la vida: espíritu competitivo,ganar con elegancia, perder con deportividad y sin rencor, juego limpio en suma para llegar a ser un hombre.Que aprenda sonidos y aromas que no olvidará nunca y así, algún día , cuando el Abuelete ya no esté,pueda recordar aquel día en lo alto del tramo de “Serranillos” viendo pasar ante sus ojos viejas leyendas de ese deporte que “se llamaba automovilismo”…

    • Joaquin dijo:

      Hola, soy la persona que estubo hablando contigo en el puerto de Serranillos, recordando los viejos tiempos.Me gusta mucho esta pagina

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Joaquín, encantado de saludarte. Pasamos un buen rato recordando viejas vivencias y me encanta tenerte por aquí. Si te gusta nuestra página, quiero que sepas que nada nos satisface más que el intercambio de opiniones y compartir vuestras experiencias.Un saludo muy cordial y nos vemos por aquí cuando quieras.

    • carlos dijo:

      UFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF Abuelete,es leerte y dan ganas de enfundarse los guantes y el casco y salir a tramo…
      látima este tipo de rallyes no sean mas asiduos en nuestras carreteras,ellos son la verdadera esencia de los rallyes
      mecánica,manos y mucho valor para llevarlos al límite

      bravo abuelete.

      Un admirador

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Carlos!!! un abrazo muy fuerte. Por mí, no te “cortes” ¡¡¡¡Gaaassssssss a fondo!!!Hay algo que me gusta. Este movimiento en torno a los históricos no ha hecho mas que empezar aquí en España…vendrán días buenos con crisis o sin ella. Si algo tiene bueno esta crisis es que, si dura 15 añitos más, andaremos todos en “históricos”, mi E-46 ya tiene 12 añitos…jajaja.Un abrazo y hasta pronto.

    Déjenos su comentario

    Su Email nunca sera revelado. Datos requeridos *