Síguenos

La victoria de Ogier que hizo más grande a Loeb

Escrito por: Víctor M. Fernández - 11 febrero 2013

Tras obtener cinco victorias durante al temporada y disputarle el título a su compatriota y compañero de equipo Sébastien Loeb, a finales de 2011, Sébastien Ogier salió “tarifando” de Citroën Racing.

A pesar de sus excelentes resultados, Ogier tuvo claro que en Citroën no tenía otro papel asignado que el de “segundón” mientras Loeb estuviera en activo y, en el recién creado equipo Volkswagen Motorsport supieron ver que Ogier era una apuesta segura para pilotar el nuevo Volkswagen Polo R WRC que estaban desarrollando. Antes de que concluyera la temporada 2011, la firma de Ogier ya estaba plasmada en un contrato de Volkswagen y pasaba a ser el primer piloto oficial de la marca alemana.

La apuesta era difícil para Ogier, pues suponía estar en la sombra durante la temporada 2012, evolucionando y trabajando (junto a Carlos Sainz) en la puesta a punto del nuevo Volkswagen Polo R WRC. No obstante, el piloto francés siguió compitiendo en el Mundial de Rallyes a bordo de un Skoda Fabia S2000 (del grupo Volkswagen), con el cual todo el equipo se fue rodando y tomando experiencia de cara al verdadero desafío de la temporada 2013.

En su debut en el pasado Rallye de Montecarlo, el segundo puesto obtenido por Sébastien Ogier con el Polo R WRC no podía parecer más esperanzador, tan solo superado por el “todopoderoso” Sébastien Loeb al volante de su “todopoderoso” Citroën DS3 WRC.

Sin embargo, Ogier solo ha necesitado un rally más para subir al nuevo Polo R WRC a lo más alto del podio, dándole así a Volkswagen su primera victoria en el Mundial de Rallyes WRC. Y lo ha hecho nada menos que en el Rallye de Suecia… y luchando mano a mano frente al “todopoderoso” Loeb, que aun empleándose a fondo se ha visto doblegado por los 41,8 segundos de ventaja que le ha metido sobre las pistas nevadas su ex compañero de equipo y máximo rival.

De esta forma, Ogier es el segundo piloto no nórdico (tras Sébastien Loeb) en ganar un Rally de Suecia tradicionalmente ganado por pilotos nórdicos desde 1950, marcando el “scratch” (mejor tiempo) en once de los veintidós tramos disputados sobre sus gélidas carreteras.

Entre tanto, el compañero de equipo de Ogier, el finlandés Jari-Matti Latvala (ganador del rallye en 2008 y 2012), no ha podido hacer otra cosa que finalizar en el cuarto puesto, incapaz de doblegar al Ford Fiesta RS WRC de Mads Ostberg (tercer clasificado), mientras que la actual plantilla oficial de Citroën, el finlandés Mikko Hirvonen (ganador de Suecia en 2010 y 2011) y el español Dani Sordo, sumaban un “cero patatero” al salirse de la carretera y perder todas sus opciones atrapados en los bancos de nieve.

Así pues, después de ver lo que ha sucedido, a mi me vienen a la cabeza varios pensamientos que quiero compartir con vosotros. Por un lado, que creo que Sébastien Loeb ha decidido retirarse del Mundial WRC este año 2013 (en el cual solo correrá algunos rallyes) porque le veía las orejas a un “lobo” llamado Ogier, al cual conoce perfectamente de su etapa juntos en Citroën. Después de ganar nueve mundiales WRC consecutivos, me da la sensación de que Loeb se ha querido “retirar” por la puerta grande antes de que llegara el único piloto que ha creído que podía arrebatarle la gloria. Y ese era Ogier.

Por otro lado, veo que en Volkswagen Motorsport han hecho muy bien su trabajo y ya en su primera temporada cuentan con un coche competitivo desde la primera carrera, algo realmente difícil en una especialidad tan complicada y exigente como el Mundial de Rallyes.

Además, aunque acabamos de empezar la temporada 2013 y todavía quedan otros once rallyes por disputar, creo que este año va a ser Sébastien Ogier quien se proclame Campeón del Mundo. Ni Latvala, ni Hirvonen, ni Sordo están a su altura en este momento.

Y, finalmente, que la victoria de Sébastien Ogier en el Rally de Suecia 2013 engrandece si cabe aún más a un número uno indiscutible como Sébastien Loeb, dejando claro que los que han dominado el Mundial durante la última década no han sido los “todopoderosos” Citroën Xsara WRC, C4 WRC o DS3 WRC, sino el “todopoderoso” Sébastian Loeb, el único piloto capaz de sacarles el máximo partido hasta llevarlos a la victoria, los títulos y la gloria de parecer inalcanzables.

Sin Loeb luchando en todas las carreras, la nueva “Era Ogier” ha comenzado.

  • 3 comentarios

    • JoanAl dijo:

      Muy interesante análisis. Es muy preocupante que se instaure la dictadura Ogier, al finalizar la dictadura Loeb. Y frustrante. En mis tiempos, había una lucha fraticida de entre 15 y 20 pilotos, actualmente, los dos Seb y …. el desierto. Solo me queda aun la esperanza de que Latvala madure. Tiene la punta de velocidad, pero no la cabeza ( de momento) Aun asi, serian ogier y Latvala. Lamentable El resto, estaría en una horquilla de buenos pilotos pero no fuera de serie ( Mirkko, Dani) a millonetis ( Wilson etc…) Deprimente

      Por otro lado, donde se han quedado los grandes pilotos nordicos invencibles en Suecia y Finlandia, una especie extinguida?

      • Víctor M. Fernández dijo:

        Hola Joan.

        Como tú bien dices, sí es preocupante, especialmente por el espectáculo. La verdad es que me encantaría equivocarme en mi análisis y ver cómo Latvala, Hirvonen, Sordo, Ostberg (que el otro día hizo una buena carrera en Suecia) le ponen las cosas difíciles a Ogier pero, de momento, no lo veo.
        Yo también me hago esa pregunta acerca de los pilotos nórdicos “desaparecidos” en el Mundial de Rallyes, probablemente tenga que ver con que el panorama automovilístico está atravesando momentos difíciles y no hay muchas oportunidades para que afloren nuevos talentos (que seguro que los hay).
        Qué tiempos aquellos en los que Sainz, Auriol, McRae, Kankkunen, Makkinen, Gronholm, Burns… podían ganar un rallye. En las nueve últimas temporadas, el monopolio Loeb ha sido total, aunque también hay que reconocerle el mérito de ser el mejor indiscutible (de hecho yo considero que fue Loeb el que jubiló a Sainz y a McRae en el equipo Citroën).
        También te digo que los rallyes del mundial tienen tanta belleza ya de por sí que, aunque siempre sea el mismo el que gane, seguirán siendo espectaculares, aunque perderán el encanto de la emoción por la victoria.

    • Andrex dijo:

      Interesante analisis si señor ,es triste ver el panorama actual y ya no solo en el tema pilotos ,sino tambien en el de los propios rallys ,mucho mas duros que los actuales rallysprint,antes no primaba la velocidad pura ,en un Argentina o Grecia podias pinchar,romper algo ,te lo arreglaban en un enlace ,dabas gas y eran tan largos que podias remontar ya ni hablo del Safari que se perdia tiempo como en un Dakar autenticas minutadas y remontaban y ganaban,ahora eso es impensable .Rabia me da en otro orden de cosas tener que reconocer que el sustituto de Seb es Seb¡¡¡¡¡¡pero al cesar lo que es del cesar¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡.
      Saludos amigos y grande Victor¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    Déjenos su comentario

    Su Email nunca sera revelado. Datos requeridos *