Síguenos

Esperando al “Doble 00”. Javier Del Arco in Memoriam

Un relato de El Abuelete del M3 - 15 enero 2013

Confieso que me costó reconocerlo. Revisando un álbum fotográfico sobre los “Taxis de SEAT”, de mi amigo en Facebook Paquito Martínez, reparé en una foto en la que aparece el más formal Antonio Zanini que recuerdo.

Vestido con un traje oscuro similar al que lucía aquel día de la entrega de premios, frente al Palacio del Principado de Mónaco, tras aquel tercer, cuarto y séptimo puesto de SEAT en el Rallye de Montecarlo del 77, que a todos los que estuvimos en el Col de Turini nos supo a victoria.

Junto a él, sentado en una silla de ruedas, una persona a la que no reconocí en ese momento, acariciando la carrocería amarilla con franja negra mate de uno de aquellos “Taxis” míticos.

Presintiendo que debía de tratarse de alguien que amaba mucho el automovilismo, pregunté si alguien conocía al personaje y, al momento, Xavi Moya Laraño (otro amigo de Facebook) añadió su respuesta: “Javier Del Arco, quizás el mejor periodista del automovilismo que ha habido en España”. Ahí empezó a encajarme todo y empecé a recordar cabeceras de viejas revistas de coches de una época en que las compraba y leía todas.

Aficionado al “Automóvil” (con mayúscula) habrán pasado por mis manos miles de ejemplares y leído miles de crónicas firmadas por Javier Del Arco y otros que hoy no toca recordar.

Aficionado también a los “Rallyes”, estoy seguro de haber pisado algunas de las cunetas por donde Javier, lápiz y cámara en ristre fue hilando esas crónicas que hoy todos añoramos, sabiendo que no volverán.

Quizás tuve la suerte de compartir con él algún “Irish Coffee” calentito en aquella noche mágica del Col de Turini del “Monte 77”, en la cual aquel “Pub Seis Peniques” que tuve el privilegio de crear y dirigir, entre pasada y pasada del rallye, fue refugio y lugar de tertulia, bajo su carpa y sobre la nieve, de todos los españoles, profesionales o aficionados, que vivimos aquel acontecimiento en vivo y en directo.

Unos para contárselo a sus lectores (la crónica de Javier Del Arco fue, sin duda, el mejor testimonio de la hazaña) y otros, aficionados de a pie, para conservarlo en nuestra retina y en nuestra memoria. Y ahora que ya estamos en edad de contar batallitas, hacerlo con la torpeza característica del que no conoce el oficio.

Me ha emocionado el homenaje que Emilio Pérez de Rozas ha publicado en su blog “Si lees no conduzcas”, de Motocuatro.com: “Y ahora qué hacemos sin Javier Del Arco”.

Buena pregunta y buen panegírico de la figura del gigante que se nos ha ido a los 66 años, doblado, pero no vencido, por ese cabrón tembloroso llamado “Parkinson”.

Desde Autolimite.com compartimos la soledad momentánea, mientras nos reponemos del vacío y procuraremos, con nuestras pisadas (ya sé que misión imposible), intentar tapar el hueco al borde de la cuneta, para que se note menos la ausencia.

Javier Del Arco habrá ascendido hacia algún lugar elevado desde el que verá, a vista de pájaro, imitando el vuelo del helicóptero que sigue el WRC, las trazadas inverosímiles de aquellos “Taxis” de SEAT, peleando con los Lancia Stratos, los 131 ABARTH y los Opel Kadett sobre el hielo y la nieve de aquel “Montecarlo” irrepetible.

Alguien que, como él, nos hizo amar y entender ese mundo de gloria, vanidades y frenadas al límite que es la Fórmula 1, podrá vislumbrar desde allá arriba el trazado de todos los circuitos y enviarnos sus crónicas, que leeremos imaginando nuevas portadas de aquella revista “4TIEMPOS” que fue su mayor empeño.

Dura profesión la que elegiste y dulce veneno que, a veces, mata. Desde aquí, te enviamos nuestro homenaje y nuestro cariñoso respeto mientras esperamos la llegada, el paso inevitable del “Coche 00”.

NOTA: Fotografía tomada del Facebook de Paquito Martínez y de su álbum “Los Taxis de SEAT”.

  • 11 comentarios

    • JoanAl dijo:

      Gracias querido amigo. Gracias por este sentido homenaje a Javier. Hace poco rato que he vuelto del funeral. Necesitaba leer algo asi. Un abrazo, Victor De seguro que estará ya entrevistando a Fangio, a Bernd Rosemeyer, a su admirado Ayrton o a Henri Toivonen

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Javier Del Arco y vosotros, sus amigos y lectores más cercanos lo merecíais.Yo solo intento expresar lo que sentimos los que le admiramos a pesar de la distancia. Un fuerte abrazo y ánimo para todos. Como tú muy bien dices, ahora estará también entre amigos que le contarán algunos de sus secretos. D.E.P.

    • Jorge Silva dijo:

      Me apenó mucho la noticia, que difundió Esteban Delgado hace un par de días. Veo que estas cosas se digieren mejor compartiéndolas, como ha hecho el Abuelete, siempre tan certero. Hablé apenas un par de veces con Javier del Arco, supongo que en alguno de esos viajes de periodistas. No éramos amigos, por lo tanto, pero lamento su pérdida como si lo hubiéramos sido. Personalmente le debo una cosa importante: sin las crónicas de Javier del Arco en “Fórmula” creo que no me habría dedicado nunca a esto. Contaba las cosas tan bien, transmitía tanta emoción, tanta veracidad, que era como si estuvieras allí. Ese estilazo se ha ido con él. No paran de irse los mejores. Nos vamos quedando cada vez más solos con toda esa gentuza que no se muere ni a tiros, que ni escribe cosas bonitas, ni fuma en pipa ni da la mano con aquella elegancia. JoanAl se lo imagina entrevistando a Fangio. Yo además me lo imagino analizando el cuentavueltas con nuestro común amigo Pedro Figueruelo. Un abrazo a todos los que estáis echando de menos a Javier del Arco.

    • JoanAl dijo:

      Gracias Jorge Has dado en el clavo, Nos vamos quedando solos, muy solos Ese es mi sentimiento: Desaparecido Javier, jubilados Joan Aymami, Rizos, despaarecidos sin sustitutos iconoos como el Pub Seis Peniques o el Antibiotic en BCN, nuevas generaciones que no han conocido los rallyes de verdad, que les hablas de un RAC de 70 tramos y te miran como mira el chalado ese… en fin, Jorge , tu lo has dicho, solos, muy solos

    • El Abuelete del M3 dijo:

      Bueno amigos, nos hemos quedado solos pero la vida sigue. La muerte se hace realidad cuando nace el olvido. Nosotros no olvidaremos ni a Javier, ni su estilo. Nos quedamos por aquí abajo simples juntaletras, pero seguro que algo de lo que nos enseñó habrá algún joven capaz de recogerlo, interpretarlo y hacerlo llegar a la afición de este tiempo. Ahora mismo se está corriendo el Rallye de Montecarlo 2013 y estoy convencido de que hay millones de personas emocionándose con Sebastian Loeb y Ogier y habrá quién lo esté contando de una forma que entenderán todos los aficionados y serán batallitas del futuro, como las nuestras de aquella noche del Turini que algunos tuvimos la suerte de vivir en vivo y en directo y otros muchos, aún más en vivo y en directo, leyendo la crónica del momento que publicó en “Dicen” nuestro amigo Javier Del Arco, apurando frenada y minutos para que nos llegara calentita, como el pan nuestro de cada día…

    • Jorge Silva dijo:

      Amigos, os recomiendo esta lectura: http://www.rallyes.net/hiperfocal-el-hauptsturmfuhrer-michael-wittmann/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+Rallyes+%28Rallyes.net%29&utm_content=FaceBook

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Gracias Jorge,una nueva muestra del cariño y admiración hacia Javier y su obra.

    • Miguel Salmerón Astola dijo:

      Nunca se me olvidará. Compre su revista “4tiempos” desde su numero 1 hasta que dejo de editarse y tengo los siete ejemplares editados del libro “Libro del año del automovilismo deportivo” en cuyo primer ejemplar -pag.9-se me puede leer por orden alfabetico, mi colaboración para que aquello saliera adelante. (ARCRIS-Arco y Cristina)
      Nunca se me olvidará tambien: cuando haciendole notar quien era yo y tratandose que habiamos ido en moto-vespa mi novia -actual mujer – y yo a disfrutar de la formula 1 al circuito Paul Ricard- Francia y encontrandose ella mi novia con mucha fiebre y no encontrandose en condiciones para regresar en moto le pedí y le suplique que le permitiera regresar en coche con el a Barcelona. Me lo negó radicalmente incluso con suplica por mi parte.
      Que Dos lo tenga en su gloria; descanse en Paz. RIP.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Miguel,me impresiona tu testimonio que muestra claramente que todos los humanos, por geniales que podamos ser en alguna faceta de la vida, tenemos nuestro lado oscuro. Javier, un fuera de serie en el campo del periodismo no podía ser una excepción y según el momento y la circunstancia no estuvo en aquella ocasión a la altura que tu esperabas. Veo que eres generoso y has sabido perdonar, eso te engrandece. Un saludo muy cordial.

    • Jordi dijo:

      La foto debe ser del FB del Tal Paquito, pero no es el Autor de la misma, la foto la se la hice yo a Javier en el ultimo Auto Retro al que asistimos juntos.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Jordi, muchísimas gracias por la aclaración, como autor del artículo desconocía el dato y por eso hice referencia a la fuente , que era el archivo publicado por Paquito Martínez en su extenso trabajo sobre “los taxis de Seat”.Sea como fuere, creo que la memoria y cariño hacia Javier del Arco lo justificaba y ninguna imagen lo ilustraría mejor que tu fotografía. Tienes este espacio a tu disposición para lo que gustes. Un fuerte abrazo.