Síguenos

¿Tendrá la crisis algo bueno?

Un relato de El Abuelete del M3 - 4 enero 2013

Comienza 2013 y, con “mucha carretera por delante”, llega el momento de las estadísticas.

En estos días coinciden dos, referidas al tráfico y el mercado del automóvil. Y me llama la atención lo que podría ser el efecto de “complementariedad” que las une, lo que me lleva a establecer la relación causa-efecto de las mismas.

Por un lado, ANFAC, la asociación de fabricantes de automóviles en España nos facilita una cifra de ventas de coches que no alcanza siquiera las 700 mil unidades, algo que nos retrotrae a 1986, año en el que el “decreto Boyer” intentaba dinamizar la economía en una España que entraba en la Comunidad Europea, dispuesta a superar la crisis de aquellos años de durísimas reconversiones industriales y sarampiones autonómicos.

Esta cifra, demoledora en sí misma, se agrava si consideramos también la caída de valor unitario de los modelos vendidos, claramente inferior a la que tenían estos en los años de las “vacas gordas”. Tiempos en que además de “despacharse” casi con cola, un alto porcentaje de los casi millón y medio de vehículos vendidos anualmente correspondían a lo que, eufemísticamente, denominamos de “alta cilindrada”. Aquellos coches que vinieron acompañando el estreno del unifamiliar o adosado de las afueras de nuestras ciudades, al calor de generosas tasaciones hipotecarias.

Cuántos han vuelto hoy, devaluados, a engrosar un parque de segunda mano en poder de las financieras, es una cifra que nadie publicará, pues de los sueños rotos  no se hace estadística.

Solo nos informa ANFAC que la caída de venta en unidades del último año significa un 13,4 % menos respecto al año anterior y recordemos que en 2011 tampoco estuvo el sector para tirar cohetes.

Esa caída del 13,4% me lleva inevitablemente a otra encuesta publicada estos días en la que el Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, acompañado de la Directora de Tráfico, María Seguí, nos informa de un descenso del 12% en el número de víctimas mortales de la carretera en 2012. ¿Qué relación pueden guardar estas cifras entre ambas?

“Cada fallecido es un drama” ha dicho el Señor Ministro, antes de felicitarse por lo que parece indicar la estadística. El papel lo aguanta todo y los números interpretaciones, más en estos tiempos en los que cada día comprobamos que no siempre 2+2 suman 4.

No es mi propósito rebatir las cifras, ni observo en el funcionario público el afán desmedido del anterior “Director de la cosa”, aquel inimitable Pere Navarro del “¡¡lascagao!!”, pero haríamos bien unos y otros en afinar el dato y matizar las circunstancias en que se producen los aparentemente magníficos resultados.

Llama poderosamente la atención que la cifra de 1.304 fallecidos (2.060, si se contabilizan los que fallecen en los 30 días posteriores al accidente) del año 2012, pueda compararse a un número de víctimas mortales similar a las del año 1960.

Dice la estadística que, en aquellas fechas de hace más de medio siglo, el parque de vehículos nacional era de apenas un millón de unidades. Hoy, el parque rodante por nuestras carreteras es superior a 31 millones de vehículos.

No hay duda de que algo muy bueno tiene el progreso tecnológico aplicado al automóvil, la educación vial y las infraestructuras desarrolladas para llegar a establecer esos parámetros comparativos de 31 a 1.

Indagando en cifras oficiales anoto que, en 1970 (el año de los “segundos catastróficos” para el autor de estas líneas), la red vial española a cargo del Estado era ya de 139.212 kilómetros gracias al impulso del “Plan Redia” de 1966. Y, las de gran capacidad, unos insignificantes 203 km, incluidos 82 de peaje.

Si tomamos cifras de 2011, la red nacional aumentó en los últimos 40 años solo un 18,57%  mientras las vías de alta capacidad (autovías + autopistas) pasaron de aquellos insignificantes 203 km de 1970 a los 16.205 km de 2011 (la mayor de Europa, superior a Alemania), multiplicando por 80 aquella cifra inicial.

Visto en perspectiva, el balance, en lo referido a la siniestralidad, es altamente positivo, más si tomamos en consideración que aún, en 1992, con el ABS instalado ya en una parte significativa de la producción, el número de víctimas era de 5.035 fallecidos. Continuaron los descensos: 3.255 en 2005; 2.729 en 2010 y 1.304 en 2012, ¡¡un 52,22% menos en solo dos años!!

Aquí es donde, después del asombro inicial nace la duda de la sospecha. No pondré en duda las cifras, pero sí alguna circunstancia de las que las motivan.

La crisis económica comenzó a reconocerse después de 2008 (en el debate Solbes vs Pizarro no existía) y, hasta 2010, aun siendo grave, pudo parecernos superable. Pronto comprobamos que la “tormenta perfecta” iba en serio y ahí hubo que “tascar el freno”. Si antes lo bonito era pasar de 0 a 100 en menos de 7 segundos, la realidad nos obligó a frenar de 100 a 0 aún más rápidamente.

Decía estos días el Señor Ministro que la intensidad del tráfico rodado ha descendido un 5,4% en trayectos de largo recorrido durante el último año. ¿Por qué no nos dice también cuánto han descendido los desplazamientos más habituales? ¿Esos que te llevaban a diario de casa al trabajo y ahora te llevan, solo una vez al mes a la cola del INEM?

Apuntaba también la decisión de rebajar la velocidad máxima en carreteras convencionales, donde se produce el 77% de los siniestros. Puede ser razonable mientras no mejoren las vías y el presupuesto de su mantenimiento, pero creo que todavía hay otras muchas cosas por hacer, como el adecuado control de alumbrado en horas y circunstancias de baja visibilidad.

Lo que me parece inaudito es que aún existan conductores remisos a utilizar el cinturón de seguridad (el 22% de los fallecidos no lo llevaban abrochado).

  • 9 comentarios

    • Juan Fco. Calero dijo:

      Este pasado 2012, el año de internet y las redes sociales, se ha batido el récord de consumo de televisión en España, la increíble media de 246 minutos (más de 4 horas) por persona y día. Lo cual demuestra indirectamente que la gente está en casa más que nunca porque hay más paro que nunca. A menos consumo de TV, muchas otras cosas, entre ellas más desplazamientos.

      Así que eso, en casita todos quietos y viendo la tele, o mejor, chateando y mandando guasas de gatitos e indignados porque nos van a cobrar un céntimo por cada guasá que mandemos, o cosas similares.

      Si no estamos en 1984, no falta mucho ya.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Me preocupa¡mucho! la última frase de tu comentario.¿A qué 1984 te refieres? ¿El del calendario, o al “1984″ de Orwell?,cualquiera de ellos un desastre.
        Evaluando otros aspectos de la crisis, me viene a la memoria algo que ocurrió cuando el “gran apagón” de New York. Bastaron unas horas de maniobras en la oscuridad para que, nueve meses después aumentara sustancialmente el censo de “newyorkinitos”.Llevamos yá varios años de crisis,quedándonos en casita mientras enviamos “guasas” como tú les denominas,chateando y buscando “amigos” en el “feibús”(que en muchos casos ni son amigos ni son ná)horas largas,de deshecho,tratando de olvidar lo que nos acongoja, lo que nos hace olvidar también que a nuestro lado, nuestra pareja, quizá esté pensando en otra forma más grata de pasar el rato y de paso mejorar el ratio de trabajadores/pensionistas, ese que, situado hoy en 1,9 productores por cada clase pasiva nos lleva, también al desastre si no mejora nuestra líbido. ¿O será que también el/ella piensan demasiado en 1984?

    • Lourdes dijo:

      Buenas tardes, y feliz año nuevo.
      Yo no creo en las estadísticas, no me fío de ellas. las estadísticas esas que parecen ser la panacea de lo que se quiere reseñar depende de quien las interprete, se pueden manipular tanto como se quiera, a favor o en contra. No sé si hay menos siniestralidad, ni idea, solo sé que cada día veo más loco, o quizás sea imbécil, o indeseable, o a lo mejor solo es negligente, en fin, cada día me encuentro con cuatro o cinco chiflados con coche tuneado o no, hombre o mujer, mayor o joven, ya no hay estadísitca en ello, que en un alarde de “yo no necesito límite de velocidad” me adelantan en contínua, cambio de rasante sin visibilidad, inicio de curva peligrosa o lo que les echen, y yo apretando los dientes y casi cerrando los ojos mientras pienso “ay, virgencia que me quede como estoy” y sin poder hacer nada. Me gustaría tener un dispositivo de esos que les bloquea el coche o que los tira directamente a la cuneta y que se espachurren ahí. Y no, no es que yo sea muy agresiva, es que me importa una puletera m…. la vida de a quien no le importa la mía o la del que le venga de frente.
      Bueno, ale, con Dió.

    • El Abuelete del M3 dijo:

      Hola Lourdes, feliz 2013. Te has “despachao” a tu gusto, ¿eh? Es verdad que las estadísticas son como se quieran entender, pero como todo, al final, cierto o no, es el número lo que queda y si esos que te encuentras en los rasantes adelantando con raya contínua se “cortaran” un poquito, las estadísticas, más o menos fiables, nos enseñarían una cara aún más amable. Aunque discutibles, ayudan a confiar en que algo mejora y quizá algún día eso se deba a que todos circulamos y conducimos un poquito mejor y hay más gente normal y menos gilipollas en la carretera.Un beso.

    • Lourdes dijo:

      Abuelete, pido disculpas si mis maneras han sido algo bruscas, pero es que no es que me despache es que me quedo corta. Cada día, hago el mismo tramo de apenas 10 km para ir a trabajar, normalmente lo hago cuatro veces al día, y en ese corto espacio de carretera cada día sin fallar uno me encuentro con casos como los que os digo. La verdad, me parece inaudito, pero es así. De vez en cuando siembran la carretera de radares, esas casetas de color naranja que todavía empeoran la situación porque entonces, el tonto de delante que te ha adelantado casi sin mirar, frena en seco, de 120 pasa a 50, y el segundo tonto que te adelantó de la misma forma, que va pegado al culo del otro y por tanto no ha avistado el radar por poco se lo come con patatas. Mira, que empiezo y no acabo con la dichosa carreterita.
      Un abrazo muy grande.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        ¿Disculparse con lo agustito que se queda un@? Lo que a tí te pasa nos ocurre a otros muchos en cuanto seamos un poco observadores de lo que es , hoy día , la carretera. A mí me pone de los nervios observar la cantidad de gente que no saben para qué son las luces en las horas del amanecer y crepúsculo, esa gente que, porque “ellos ven”, viajan sin luces, sin pensar en que son “para ver y sobre todo, para que te vean”.Me resulta extraño,desolador, que las autoridades no sean mucho más exigentes en ese aspecto y no recuerdo ninguna campaña específica para que tomemos conciencia del peligro que representan esas actitudes. En cuanto a las casetas de color naranja que relacionas con los radares móviles, por donde yo circulo habitualmente no existen, aunque, en eso de esconderse con el trípode, los hay que se enmascaran que no hay forma de verlos,el otro día estaban en una via de doble calzada sin apenas circulación, limitada (absurdamente) a 100 y a la salida del tramo, tenían en cola a todos,no se libraba ¡¡ni uno!!Y pienso que las normas que “todo el mundo incumple” no son buenas normas.

    • Gzk dijo:

      Hola a todos y Feliz 2013. a falta de F1 buenas son las estadisticas… Mi padre siempre decía que existen las mentiras, las mentiras muy gordas y las estadísticas. En cualquier caso obviar la falta de trabajo y EL PRECIO DEL CARBURANTE, que nadie ha dicho nada, es cerrar los ojos a una tozuda realidad. Recuerdo en el año 2007 cuando tenía que salir muy temprano para ir a trabajar porque si no pillaba un atasco de mil demonios. Dos años mas tarde el panorama era desolador.
      Y reconozco mi alegría de que los coches hayan bajado los precios. Hoy en dia pagando un 40% menos que hace 5 años por casi cualquier modelo los fabricantes y concesionarios siguen ganando dinero. Se ha abusado mucho en os coches (igual que con la vivienda) y creo necesario volver a epocas pasadas, no se si 1984 o 1970, donde el esfuerzo, el trabajo bien hecho y el ahorro eran basicos para hacerte una persona de bien y asi prosperar en la vida.

      • El Abuelete del M3 dijo:

        Hola Gzk, feliz año (fué hace apenas 20 dias y parece que ha pasado un siglo),tenia tu padre toda la razón, pero el mundo es eso, estadística, los dos Capones de Cascajares que se habrá embuchado alguien, sumado al ayuno forzoso de quien no pudo hacerlo dan la media de un capón “per cápita”y así está el mundo. En fín, algo bueno tiene la crisis y tú lo reflejas bien en tu reflexión.
        Menos mal que dentro de unos días estaremos todos hablando de Fórmula 1, hasta ahora, solo tímidos movimientos y la buena noticia para Pedro de la Rosa de su fichaje dentro de Ferrari. No se concreta nada respecto a Alguersuari, sería estupendo que tuviera ese asiento que se comentó en Force India y sería aún más estimulante que los de Maranello acertaran dándole a Ferrari ese coche que necesitan para igualar fuerzas respecto a sus contrincantes, sobre todo Red Bull , lo de McLaren y Mercedes no deja de ser una incógnita más. En fín, que tenemos “mucha carretera por delante” y me gustará hacerlo con vuestro apoyo y compañía. Saludos y empezamos…

        • Gzk dijo:

          Me alegro mucho por Pedro aunque siendo realistas y no dejandome influir por la prensa forofera, no podemos negar que lo han fichado para el simulador y poco mas. Mejor que estar en su casa seguro que es, pero tampoco va de probador (Bianchi, si no me equivoco). Jaime creo que no se sentará este año en un F1, es mi opinion, maxime viendo que los que quedan libres se trata de una autentica “subasta” (Caterham, Maroussia, Force India). No obstante, devoro las noticias que salen esperando ya una nueva temporada en la que renuevo mi apuesta por Hamilton y Mercedes, que ya quedo reflejada en alguno de mis posts anteriores. Y ojo a Kimi y al Checo. Sería fantastico el retorno de Kubica, un pilotazo a mi modo de ver, aunque me da que no quedó bien despues del accidente. Me como las uñas YA!!! Pedazo de temporadon nos espera…